LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Santos vuelve a condicionar diálogo con campesinos del Catatumbo

Bogotá, 27 jul (PL) El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, advirtió a los campesinos en huelga en el Catatumbo que no habrá diálogos hasta que desbloquen las carreteras en las que se mantienen apostados hace 47 días en protesta por mejores condiciones de vida.

Los agricultores, que habían pedido al mandatario que los recibiera durante su visita a Cúcuta la víspera para presentarle dos nuevas propuestas, no lograron hablar con él, quien volvió a condicionar la posibilidad de una mesa de negociación al levantamiento de los bloqueos.

“Hay toda la disposición del Gobierno a sentarse a conversar sobre cualquier tema, siempre y cuando, levanten los bloqueos. Si no, no hay negociación posible”, manifestó Santos al término de una reunión con los alcaldes del Catatumbo, el gobernador de Norte de Santander y congresistas.

Los días siguen pasando y la situación en esa región norteña empeora. Los campesinos han afirmado que si desbloquean las vías el Gobierno le volverá a incumplir como ha sucedido en los últimos años.

Sin embargo, entre las propuestas que querían concertar con el dignatario está la de distensionar el bloqueo en la carretera Cúcuta-Tibú desde las siete de la mañana hasta las dos de la tarde para permitir la entrada de caravanas humanitarias.

A cambio piden al Gobierno reiniciar la negociación con un grupo competente y el compromiso de lograr acuerdos en la primera semana de conversaciones y proponen que, si se alcanzan en una semana acuerdos en los cinco puntos mínimos que exigen, desbloquearán todas las carreteras.

En un reciente comunicado pidieron una comisión de seguimiento y garantes de los posibles acuerdos en la que estén el presidente del Senado, Juan Fernando Cristo, el representante de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia, Todd Howland, el Defensor del Pueblo y la Comisión de paz del Congreso.

Los manifestantes, que salieron a la calle el 11 de junio, exigen la declaración de una Zona de Reserva, la sustitución gradual de los cultivos ilícitos, mayor inversión social y subsidios para la alimentación.

Comentarios con Facebook