Masacre terrorista en Alepo no quedará impune, afirma ministro sirio

siria

Damasco, 28 jul (PL) El ministro sirio de Información, Omran al-Zoabi, aseguró que no quedará impune la masacre cometida por un grupo terrorista en Khan al-Assal, localidad de la septentrional provincia de Alepo, con más de un centenar de civiles y militares.

Pagarán (los extremistas) un precio exorbitante; es solo cuestión de tiempo pues el pueblo, el Ejército y la dirigencia del país está clara de cuanto hay que hacer y disponemos de la capacidad y tesón para vencerlos, afirmó el titular durante una entrevista con la televisión nacional el sábado en la noche.

La más reciente actualización de las autoridades sobre el número de víctimas indica que fueron asesinadas 123 personas a manos de la autodenominada Brigada de Partidarios del Califato (Ansar al-Khilafa).

De acuerdo con el reporte, la mayoría de los asesinados son civiles de la zona, mientras se desconoce aún el paradero de varios ciudadanos que perdieron la vida luego que grupos opositores armados se hicieron del control de la localidad a inicios de la semana pasada y cometieron el salvaje acto.

Exámenes médicos permitieron identificar hasta el momento a seis del total de cadáveres encontrados en la fosa común donde fueron tirados los cuerpos, previamente mutilados y quemados, detalló.

Para el ministro de Información, la masacre de Khan al-Assal busca aterrorizar al pueblo sirio, infundir pánico y cambiar la correlación de fuerzas sobre el terreno, favorable a los militares que desarrollan exitosos operativos para liquidar a los calificados por Occidente como rebeldes y luchadores por la libertad.

Condenó asimismo a las administraciones occidentales y de Oriente Medio que apadrinan a los grupos mercenarios que buscan derrocar al gobierno, y calificó a dichos Estados de sostenedores del terrorismo contra Siria.

Al-Zoabi invitó a la oposición política en el exterior a distanciarse del terrorismo y condenar las matanzas que se están cometiendo contra el pueblo y el Ejército Árabe Sirio.

Los invitamos a optar por el diálogo y la solución política, incorporándose a los esfuerzos del Estado frente al terrorismo, o de lo contrario no se podrá considerar a dicha parte de la oposición como patriótica, sino una parte inseparable de los extremistas sobre suelo levantino, argumentó el ministro.

La Cancillería siria condenó este sábado la masacre en sendas cartas al Consejo de Seguridad y al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, mientras exigió una investigación internacional lejos de toda hipocresía o doble moral.

Para Damasco, lo ocurrido en la zona devela el papel de estados vecinos involucrados en garantizar el apoyo logístico y financiero a las bandas mercenarias, “hasta el punto de dar órdenes para cometer tan bárbaros actos”.

La política de doble rasero que persiste en algunos miembros permanentes del Consejo de Seguridad respecto a la lucha contra el terrorismo ha impedido la emisión de una condena a estas bandas extremistas vinculadas a al-Qaeda, subrayan las misivas.

A juicio del gobierno, tales acciones, además de significar un encubrimiento político a los terroristas, viola las responsabilidades del Consejo para garantizar la paz y seguridad internacionales y pone en tela de juicio su seriedad en la lucha contra el terrorismo global.

Comentarios con Facebook