LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

FARC-EP abogan por garantías para partidos y movimientos de oposición

dia769logos_de_paz_9-7

La Habana, 29 jul (PL) Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) abogaron hoy en Cuba por la creación de garantías de seguridad individual y colectiva para los partidos y movimientos políticos y sociales declarados formalmente en oposición en esa nación suramericana.

Poco antes de iniciar una nueva jornada de las conversaciones de paz con el Gobierno colombiano, el miembro de la guerrilla Jesús Santrich divulgó un comunicado sobre el tema de la participación política, actualmente en discusión, en el capitalino Palacio de Convenciones, sede permanente de las pláticas.

Al presentar sus iniciativas sobre Garantías plenas para el ejercicio de la oposición política y social y del derecho a ser gobierno, las FARC-EP mencionaron la organización de la correspondiente institucionalidad estatal para garantizar de manera efectiva el derecho a la oposición política y social.

Tal institucionalidad, agregaron, comprende la promulgación de legislación especial, incluida la política criminal, para “la proscripción de prácticas clientelistas, corruptas, criminales y mafiosas, que permean el sistema político y de representación, el régimen electoral y los diferentes poderes públicos”.

Propusieron, asimismo, que el gobierno nacional se comprometa con el desmonte efectivo y la proscripción, real y material, de las estructuras paramilitares y de toda práctica ilegal de contrainsurgencia que impida el libre ejercicio del derecho y las garantías a la oposición política y social.

Además, abogaron por la conformación de una Comisión de la verdad histórica que tendrá como una de sus funciones específicas el esclarecimiento del genocidio contra el partido Unión Patriótica, los crímenes contra sus militantes y simpatizantes, y el exterminio de otras fuerzas políticas opositoras.

En el caso de la Unión Patriótica, señalaron, el resarcimiento incluye, mediante la promulgación de una ley especial, el reconocimiento expreso y taxativo de la responsabilidad estatal frente a la opinión pública y la comunidad internacional.

La insurgencia abogó igualmente por la expedición del Estatuto de la oposición política y social, el reconocimiento de la oposición política y social y del derecho a ser gobierno; y garantías plenas para el ejercicio de la oposición, entre ellas el acceso a los medios de comunicación.

Propusieron que el reconocimiento de la personería jurídica de los partidos no esté supeditado al logro de un umbral electoral determinado.

Además de estos aspectos, la delegación guerrillera aludió a medidas extraordinarias de participación de sectores sociales excluidos y de minorías, a la participación de la oposición política en el Consejo Nacional Electoral, y a la financiación estatal especial de los partidos políticos y de movimientos políticos y sociales.

Las FARC-EP y el gobierno colombiano iniciaron la víspera un nuevo ciclo de las pláticas que acoge el capitalino Palacio de Convenciones, y que tienen a Cuba y Noruega en el rol de garantes y a Venezuela y Chile como acompañantes.

La agenda de las pláticas incluye, además del tema agrario (ya discutido) y la participación política (en discusión) otros aspectos, como la atención a las víctimas, el problema del narcotráfico y el fin del conflicto armado.

Comentarios con Facebook