Nuevos hechos remarcan violencia en Michoacán

2013_7_24_1R4Xt6KcBTK5yocF8SiK97

México, 29 jul (PL) El asesinato del vicealmirante Carlos Miguel Salazar, comandante de la VIII Zona Naval Militar con sede en Puerto Vallarta, Jalisco, remarca hoy la situación de violencia existente en el occidental estado mexicano de Michoacán.

Salazar, ultimado en una emboscada, presuntamente por una banda de narcotraficantes, viajaba en un vehículo oficial el cual fue desviado a un camino vecinal por estar la carretera principal ocupada por manifestantes, cuyo origen y causa de la protesta están sin precisar.

Tras avanzar algo más de un kilómetro el vehículo fue atacado por un grupo armado sobre la vía que comunica a los poblados de La Noria y Las Cruces, en el municipio de Churintzio.

Además del alto oficial de la Marina falleció en la emboscada un escolta con grado de segundo maestre.

Efectivos del Ejército, Marina y policías Federal, Estatal y Ministerial realizaron de inmediato una operación y se logró la detención de tres presuntos responsables del atentado.

Esas personas fueron trasladadas a las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación y Delincuencia Organizada, ubicada en esta capital.

Salazar es el elemento con más alto rango de la Secretaria de la Marina que ha perdido la vida durante enfrentamientos con grupos del crimen organizado.

La violencia en el estado de Michoacán, tuvo su momento clímax con el asesinato del alto oficial de la Marina, pero durante la última semana los enfrentamientos entre bandas y militares y otras acciones dejaron más de 30 muertos y otros tantos heridos entre civiles y uniformados.

Esos últimos ataques fueron atribuidos al cártel Los Caballeros Templarios, los cuales son perseguidos por fuerzas del gobierno y del estado a partir incluso de una orden del presidente Enrique Peña Nieto.

Este jueves el mandatario aseguró que el gobierno federal trabaja para devolver la paz al estado de Michoacán y aseveró que dio instrucciones para reforzar la seguridad y el apoyo a las autoridades de ese estado.

Algunas fuentes indican el envió a esa región de más de dos mil efectivos militares.

Esta jornada de violencia comenzó el pasado lunes cuando un grupo de desconocido atacó a una manifestación en las afueras del Palacio de Gobierno en Los Reyes, municipio michoacano, con un saldo de seis muertos y al menos 17 heridos, entre ellos mujeres, niños y tres policías federales.

Al día siguiente la Secretaria de Gobernación (Segob) informó también que 22 personas perdieron la vida y 15 fueron heridas en varios enfrentamientos entre hombres armados y elementos de la policía en seis poblados de Michoacán.

Se contabilizan dos miembros de la División de Fuerzas Federales muertos y 15 heridos, además de 20 presuntos delincuentes abatidos, señaló un documento oficial.

Algunas fuentes, incluso periodísticas, le atribuyen a Los Caballeros Templarios características diferentes al resto de los cárteles mexicanos.

Además de las acciones violentas contra grupos rivales y pobladores para garantizar el dominio en el tráfico de drogas, ellos predican una fe religiosa propia y preconizan una causa política para ganarse a los pobladores, sumidos en la ignorancia, la miseria, el desempleo y la marginalidad.

Comentarios con Facebook