Preparan en Canadá nueva demanda contra dueña de tren accidentado

2013-07-07T143737Z_2023297099_GM1E9771QL701_RTRMADP_3_CANADA-TRAIN_result-523x348

Ottawa, 30 jul (PL) La ciudad canadiense de Lac-Mégantic prepara hoy una demanda por 7,8 millones de dólares contra la firma estadounidense Montreal, Maine and Atlantic Railway (MMA) para financiar las labores de limpieza tras el accidente ferroviario que pulverizó parte de esa localidad.

La alcaldesa Colette Roy-Laroche dijo que enviaron un segundo aviso legal a la empresa porque la municipalidad no puede costear esas tareas por sí sola y podría quedar en la bancarrota.

Según la regidora, si MMA no da una respuesta en 24 horas entonces los abogados del ayuntamiento procederán con un nuevo recurso legal.

El gobierno de la provincia de Quebec ordenó ayer a la compañía a pagar los daños ocasionados por el accidente ferroviario que dejó 47 muertos y cinco desaparecidos en Lac-Mégantic el pasado día 6.

Esa disposición tiene carácter inmediato, incluye los costos de las afectaciones ecológicas y de la recogida del crudo derramado en tierra y agua tras la tragedia, considerada la peor de su tipo en Norteamérica.

Expertos estiman que la MMA podría quebrar porque la corporación debe pagar, además, a los trabajadores de emergencia y enfrenta otras demandas por daños y perjuicios relacionadas con el incidente.

La catástrofe ocurrió cuando un tren de esa firma con 72 vagones de petróleo se descarriló, varios tanques se soltaron y pulverizaron numerosos inmuebles, incluido una biblioteca de Lac-Mégantic posiblemente con mucho público en su interior.

Conclusiones preliminares señalan entre las causas del suceso un sistema de frenos en la locomotora que data de la Guerra Civil Americana, el exceso de velocidad y el uso de la vía principal en vez de la secundaria.

A raíz del suceso, el gobierno de Canadá determinó que ningún tren debe tener un solo conductor ni permanecer sin vigilancia en una vía principal cuando transporte mercancía peligrosa.

También ordenó retirar los controles bidireccionales, así como aplicar el total de frenos de mano, automáticos y directos a las locomotoras cuando estén detenidas y sin ocupantes.

El comité de Transporte de la Cámara de los Comunes rechazó la semana pasada una propuesta del opositor Nuevo Partido Democrático de examinar de inmediato el sistema nacional de seguridad ferroviaria y averiguar por qué las autoridades pertinentes no acataron las recomendaciones hechas en el pasado para mejorarlo.

Los miembros de ese panel -de mayoría conservadora- decidieron aplazar la pesquisa hasta que culmine la investigación sobre el accidente de Lac-Mégantic, el cual se desarrolla bajo un perfil criminal.

Comentarios con Facebook