Violencia sexual asociada a la guerra afecta a 705 congoleños

Ginebra, 30 jul (PL) A 705 ascienden los casos de violencia sexual registrados este año en la oeste de la República Democrática del Congo (RDC), informó hoy aquí el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Esa cifra de incidentes, que se concentran en su mayoría en la explosiva provincia de Kivu del Norte, significa un estimado de 597 más que los de similar etapa del año anterior, añadió la agencia del organismo mundial.

La Misión de la ONU para la estabilización de la RDC se esfuerza en ofrecer atención a las víctimas, pero es muy difícil detectar todas las violaciones, declaró la directora del servicio de información de ese mecanismo, Corinne Momal-Vanian.

Las mencionadas son sólo cifras oficiales, pues existen muchísimos casos sin registrar por las agencias humanitarias competentes, porque ocurren en áreas sin acceso posible o no son denunciados por los afectados.

Es imposible saber con exactitud el total de violaciones que ha prevenido la Misión de la ONU, pero tampoco cuántas habrían ocurrido si no estuviesen en esos lugares los representantes del organismo, añadió Momal-Vanian.

La guerra que sirve de contexto a las violaciones es más intensa en Goma, capital de Kivu del Norte, hostigada por militares del Movimiento 23 de Marzo, rebelados desde mediados del pasado 2012, aunque el contencioso interno data de muchos años.

Los combates allí entre soldados y milicias rebeldes han desplazado desde el 14 de julio último a una población de entre seis mil y siete mil congoleños, la mayoría mujeres y niños, acorde con la funcionaria de la ONU.

También en la ciudad de Kamango, otra demarcación de la provincia de Kivu del Norte, los choques del último mes forzaron el movimiento interno de otras 14 mil personas, sin incluir a decenas de miles que se refugiaron en Estados limítrofes.

Las hostilidades entre gubernamentales e irregulares en esa localidad aumentaron desde el pasado 11 de julio, un día después de que los insurrectos tomaran el control de ella.

Fuentes de Acnur calculan que casi un millón de congoleños han sido en total desplazados en el interior Kivu del Norte por la acumulación de largos años de conflicto.

Los desalojados de sus lugares de habitad son trasladados a escuelas e iglesias del norte de Goma, desde donde son realojados en centros de refugiados.Ginebra, 30 jul (PL) A 705 ascienden los casos de violencia sexual registrados este año en la oeste de la República Democrática del Congo (RDC), informó hoy aquí el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Esa cifra de incidentes, que se concentran en su mayoría en la explosiva provincia de Kivu del Norte, significa un estimado de 597 más que los de similar etapa del año anterior, añadió la agencia del organismo mundial.

La Misión de la ONU para la estabilización de la RDC se esfuerza en ofrecer atención a las víctimas, pero es muy difícil detectar todas las violaciones, declaró la directora del servicio de información de ese mecanismo, Corinne Momal-Vanian.

Las mencionadas son sólo cifras oficiales, pues existen muchísimos casos sin registrar por las agencias humanitarias competentes, porque ocurren en áreas sin acceso posible o no son denunciados por los afectados.

Es imposible saber con exactitud el total de violaciones que ha prevenido la Misión de la ONU, pero tampoco cuántas habrían ocurrido si no estuviesen en esos lugares los representantes del organismo, añadió Momal-Vanian.

La guerra que sirve de contexto a las violaciones es más intensa en Goma, capital de Kivu del Norte, hostigada por militares del Movimiento 23 de Marzo, rebelados desde mediados del pasado 2012, aunque el contencioso interno data de muchos años.

Los combates allí entre soldados y milicias rebeldes han desplazado desde el 14 de julio último a una población de entre seis mil y siete mil congoleños, la mayoría mujeres y niños, acorde con la funcionaria de la ONU.

También en la ciudad de Kamango, otra demarcación de la provincia de Kivu del Norte, los choques del último mes forzaron el movimiento interno de otras 14 mil personas, sin incluir a decenas de miles que se refugiaron en Estados limítrofes.

Las hostilidades entre gubernamentales e irregulares en esa localidad aumentaron desde el pasado 11 de julio, un día después de que los insurrectos tomaran el control de ella.

Fuentes de Acnur calculan que casi un millón de congoleños han sido en total desplazados en el interior Kivu del Norte por la acumulación de largos años de conflicto.

Los desalojados de sus lugares de habitad son trasladados a escuelas e iglesias del norte de Goma, desde donde son realojados en centros de refugiados.

Comentarios con Facebook