Buscan en EE.UU. apoyo republicano a reforma migratoria

Senadores de EEUU acuerdan puntos clave de proyecto de ley migratoria

Washington, 31 jul (PL) Los republicanos de la Cámara de Representantes serán objeto de importantes acciones de grupos proinmigrantes, sindicatos, empresas y religiosos, entre otros, para que apoyen la reforma de las leyes migratorias en Estados Unidos.

Las acciones de cabildeo se trasladarán a partir de mañana a los distritos electorales, donde los que favorecen el cambio intentan demostrar que también los votantes conservadores apoyan el cambio de las leyes, en especial un camino para regularizar la situación de un estimado de 11 millones de indocumentados.

La estrategia es llegar a las bases de apoyo de los políticos e incluye la celebración de cientos de eventos en los distritos de todo el país en un esfuerzo por orientar legisladores clave, mientras están en el largo receso del Congreso federal del mes de agosto, indicaron activistas.

Entre los lugares escogidos se encuentran distritos de estados como Pennsylvania, Ohio, Minnesota, California y Texas, donde se planean acciones para impulsar a los republicanos a considerar el apoyo a la reforma migratoria.

Se espera que durante las cinco semanas del asueto legislativo se publiquen estudios sobre el impacto económico de la reforma migratoria, además de encuestas y otras acciones que influyan en los parlamentarios.

Según expertos en el tema, si la reforma migratoria vive o muere depende, directamente, ahora de la Cámara de Representantes, pero el destino de esta ley también afectará la reputación y el legado del presidente Barack Obama, sobre quien pesa la deportación de cerca de dos millones de personas sin papeles, señala un artículo del diario La Opinión.

El presidente Obama no puede aprobar esta ley por sí mismo, pero el resultado sí afectará su legado y la viabilidad del resto de su presidencia, apuntó Michael Genovese, politólogo de la Universidad Loyola Marymount, citado por el rotativo.

El mandatario se reunirá este miércoles con los demócratas de la Cámara para abordar las estrategias de su gobierno en el Congreso, y se espera que la inmigración, sea uno de los temas que aborde, luego de definirlo como una de sus prioridades en su segundo mandato.

Al respecto, Genovese opinó que muchos republicanos de la cámara detestan a Obama y si ven que trabaja directamente en un proyecto de ley o si empuja muy duro, probablemente alienaría a la mayoría, que prefieren oponerse a cualquier cosa que este apoye.

Las acciones de presión durante el mes de agosto revisten crucial importancia, pues solo quedan cinco meses para aprobar una reforma migratoria atendiendo a que durante el año 2014, las elecciones de medio término impedirán cualquier avance.

El congresista Xavier Becerra (D-California) considera que hay que lograr algo este año. En 2014 todo gira en torno a las elecciones legislativas y es difícil lograr que un congresista se concentre en nada más que su reelección, dijo.

Por otra parte, la víspera más de 400 empresas importantes, cámaras de comercio y otros sectores estadounidenses exhortaron a la Cámara de Representantes a trabajar por aprobar una reforma migratoria y cambiar un sistema migratorio obsoleto que no funciona, según una carta publica suscrita entre otros por empresas como AT&T e IBM.

Comentarios con Facebook