Prosigue huelga en EE.UU. de trabajadores de comida rápida

Plain Street

Ottawa, 31 jul (PL) La semana de huelga de los trabajadores de las cadenas de comida rápida en Estados Unidos prosiguió hoy con acciones en Michigan para exigir que eleven su salario mínimo a 15 dólares la hora y el derecho a sindicalizarse.

Cientos de empleados de 80 restaurantes operados por McDonaldâ€Ös, Wendyâ€Ös, Burger King, Long John Silverâ€Ös, Subway, Churchâ€Ös, Checkers, Little Caesars y Popeyes en las ciudades de Flint y Detroit desde las primeras horas de la mañana están en las calles acompañados de activistas y organizaciones sociales.

La coalición D-15, que convocó a las manifestaciones en esas urbes, también publicó una petición en su sitio digital para recabar apoyo al reclamo de mejoras salariales.

Esa alianza denuncia en el texto que mientras la industria de la comida rápida está en auge, obtiene ganancias de hasta 200 mil millones de dólares al año y tiene perspectivas de crecer en 12 por ciento en 2018, los trabajadores están al borde de la pobreza con sueldos bajos que no les alcanza para vivir.

“Merecemos un salario digno para mantener a nuestras familias y garantizarle buena atención de salud. Merecemos 15 dólares (la hora) y un gremio”, puntualiza el documento.

Las marchas de Michigan forman parte de varias jornadas de protestas desarrolladas desde el lunes pasado por los trabajadores de comida rápida en ciudades como Chicago, Nueva York, Kansas City, Milwaukee y Saint Louis.

El personal de ese tipo de restaurantes sólo reciben el sueldo mínimo federal de 7,25 dólares por hora y a diferencia de sus colegas de otros establecimientos gastronómicos no reciben propinas.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prometió elevar a nueve dólares el salario durante su segundo mandato pero el Congreso aun no aprobó esa medida.

Comentarios con Facebook