Discutir despenalizar o no el consumo de la marihuana cambiaría la situación de violencia en el país: Graco Ramírez

400x266-images-stories-graco-2013-Agosto-01-1558-GRACO_RAMREZ-DICURSO_7

Para el gobernador Graco Ramírez, México se encuentra en un momento en el que la dinámica de fortalecer una sociedad de derechos se discuta sin miedo, se establezca una nueva estrategia de seguridad y plantearse claramente si existen las condiciones para despenalizar o no el consumo de la marihuana, de manera abierta consultarlo y romper con tabúes como la iglesia lo ha hecho, dando pasos importantes así mostrados por el Papa Francisco en sus más recientes declaraciones cuando fue cuestionado sobre su postura ante la comunidad lésbico-gay.

El mandatario morelense consideró que esta discusión sobre la legalización de la marihuana, cambiaría y bajaría la situación de confrontación y violencia al país, si se afronta con una nueva estrategia de seguridad.

“Por supuesto hay que discutir, es pertinente empezar la difusión seria, responsable, con argumentos científicos, sociales y económicos, que podamos entender que este tema debe ser visto ya en otras perspectivas, como se están viendo muchas cosas y ahí está ese buen ejemplo del Papa, que está planteando cosas que parecían imposibles de reconocerse por parte de la iglesia católica”, expreso Graco Ramírez.

Recordó que como senador de la República, participó en la reforma para despenalizar el consumo de varias drogas, en virtud de que se trata de un problema de salud pública y esto dijo, es fundamental para entender, incluso desde la época del General Lázaro Cárdenas, acotó, el decreto de toxicología que habla de la atención no de la criminalización como un problema de salud pública.

Graco Ramírez indicó que es necesario quitar los prejuicios haciendo una serie de reflexiones: “El alcohol hace daño pero se toma y es decisión de quien lo hace; el tabaco hace daño y lo fuman y es decisión de quien lo hace, pues la marihuana hace daño y es decisión de quien la consume y despenalizar, descriminalizar y sacar a muchos muchachos de la cárcel, para darles otra opción de salud, de tratamientos contra adicciones y poder sacarlos adelante, eso es lo que hay que discutir”.

En este sentido, agregó que en la reforma aprobada en el Senado, se dejó abierto el tema de las dosis de consumo y también la interpretación que los estados pueden hacer, es decir, qué cantidades se pueden considerar como un tema de consumo personal y cuáles no cumplirían lo que establezca cada gobierno local.

Por este criterio, insistió en cambiar la estrategia, ir sobre los grandes capos que trafican con las drogas duras y dejar de perseguir a quienes por tener en posesión pequeñas dosis, representan un estimado de entre 60 o 70 por ciento de quienes están en la cárcel.

Comentarios con Facebook