LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Gobierno colombiano busca entendimiento con cafeteros

0B084CF1-68D1-45D2-B8AD-92B19D9B8DA0_mw1024_n_s

Bogotá, 1 ago (PL) Representantes del gobierno colombiano, caficultores y miembros de la cuestionada Federación de Cafeteros se reunirán el próximo 14 de agosto para crear una comisión conjunta que determine el cumplimiento e incumplimientos de los acuerdos firmados en marzo pasado.

Su objetivo, afirmó el vicepresidente Angelino Garzón, uno de los participantes, es evitar la huelga convocada para el 19 de agosto venidero. De realizarse esta, apuntó, se darán por fracasados los compromisos suscritos en marzo pasado.

En esa fecha, las autoridades se comprometieron a garantizar subsidios a los productores del grano, refinanciación de los créditos bancarios y rebaja de los costos de los fertilizantes, entre otras demandas, para poner fin a la huelga nacional de 12 días, del 25 de febrero al 8 de marzo.

Las pérdidas en 12 días fueron dos mil millones de pesos (un millón 109 mil 262 dólares).

Hasta ahora, los caficultores colombianos persisten en el paro del día 19, sin que los hagan vacilar las promesas del ministro de Agricultura, Francisco Estupiñán, al reiterarles el interés del gobierno en continuar discutiendo los compromisos adquiridos.

Se trata de una movilización nacional a la que se incorporarían otros sectores como los paperos, maiceros, arroceros, paneleros e incluso los transportadores de carga por carretera que vienen protagonizado reiteradas protestas ante el embate de los TLC, cuya renegociación exigen, y el avance sin freno de las transnacionales.

El 90 por ciento de los acuerdos firmados en la central ciudad de Pereira permanecen incumplidos, sostienen en tanto los caficultores. La solución, a su juicio, es reiniciar las protestas y bloqueos de vías, a contrapelo de gases lacrimógenos y otras posibles medidas represivas de la fuerza pública, aseguran.

Para el Movimiento de la Dignidad Cafetera, la situación se deteriora a ojos vista, llegó a su límite.

El titular de Agricultura, en cambio, opina que los acuerdos suscritos en marzo con los caficultores se han venido cumpliendo en un gran porcentaje, aunque admitió que hay otros muchos retrasados debido a lo que llamó dificultades operativas.

Mientras, Garzón sigue insistiendo en una frase caída hace tiempo al vacío Más importante que el paro, es el acuerdo que firmamos en Pereira.

Comentarios con Facebook