INAH halla restos de un guerrero decapitado

inah guerrero
CIUDAD DE MÉXICO, México, (N22).- En fecha reciente, los arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), encontraron los restos óseos de un guerrero decapitado con un ajuar y un horno prehispánico elaborado de cerámica, ambos encontrados en la parte baja del cerro El Tlatoani, al poniente del municipio de Tlayacapan, en Morelos.
De acuerdo con un comunicado del arqueólogo Raúl Francisco González Quesada, del INAH, indicó que el personaje y el horno fueron descubiertos durante la excavación en la parte baja de la montaña, correspondiente a lo que fue un espacio urbano con al menos dos momentos constructivos, además informó que el enterramiento de ambos tiene una antigüedad de 1,400 años.
Agregó que en el lugar también se localizó una cista funeraria con un individuo que estaba acompañado de un ajuar. Atavío constituido por orejeras y un collar con cuentas de piedra verde junto con una serie de vasijas del mismo material. El especialista dijo que en los restos óseos se pudieron identificar las extremidades de corte, afirmando su decapitación.
Los expertos asocian al individuo con un guerrero, debido a que el cráneo muestra un perforación posiblemente provocada por una punta de proyectil, herida que cerró años antes de morir.
Con investigaciones del INAH que se han llevado a cabo desde el año pasado en la cima del cerro El Tlatoani, en la Sierra de Tepoztlán, Morelos, se han localizado docenas de sitios arqueológicos, por ejemplo el Templo-Palacio de aproximadamente 700 metros cuadrados y que su construcción se remonta hacia el año 600 de nuestra era.
Además dijo que el cerro posee talleres y  espacios habitacionales, además de una serie de  terrazas como si hubieran querido crear una pirámide simbólica.
Los talleres fueron localizados con artefactos para la producción de tallas de madera, de figurillas, de los moldes de las figurillas y desperdicios de lítica, elementos que hacen referencia a procesos de producción.
Aclaró que el cerro de El Tlatoani no está abierto al público por ser un sitio de investigación, agregó que el horno representa uno de los pocos contextos de producción  de cerámica de la  época prehispánica que han ubicado en Morelos.

 

Algunos fragmentos que acompañaban el horno, corresponden a ollas, braseros, comales, cajetes y sahumadores, artefactos del mismo material.

Comentarios con Facebook