Islamistas egipcios desafían orden oficial para dispersarse

El Cairo, 2 ago (PL) Los seguidores de la Hermandad Musulmana (HM, islamistas) reunidos en una plaza de esta capital y en la provincia de Giza anunciaron para hoy nuevas manifestaciones a favor del derrocado presidente Mohamed Morsi.

El anuncio es un desafío abierto a la conminación del Ministerio del Interior para que evacuen ambas zonas de manera rápida y voluntaria, circulada la víspera, la cual impregnó de una sensación de inminencia sobre una operación conjunta de la Policía y el Ejército para obligarlos a retornar a sus zonas de procedencia.

Los partidarios del derrocado mandatario aseguraron que continuarán en ambos lugares hasta conseguir la reinstalación de Morsi en el sillón ejecutivo, del que fue desalojado el pasado 3 de julio por las Fuerzas Armadas en medio de multitudinarias manifestaciones que pedían su impugnación.

Junto a frecuentes ataques contra instalaciones militares y policiales en la península de Sinaí, en el noreste egipcio, las concentraciones y protestas de los seguidores de la HM constituyen una espina en el costado de las autoridades interinas que las califican de amenaza para la seguridad nacional.

Por lo menos en cuatro ocasiones el gobierno provisional ha emitido sendos ultimátum a los congregados alrededor de la mezquita de Rabaa El Alawiya, en el distrito capitalino de Ciudad Nasser, y la plaza Nahda, en Giza, no muy lejos de las pirámides, para que se dispersen de manera pacífica, sin resultados.

Minutos después de la difusión de la advertencia del Ministerio del Interior, un portavoz de la HM declaró que “no dejaremos las plazas. Estamos aquí para restaurar la legitimidad”.

Aunque persiste la certeza de que la situación provocada por las concentraciones es insostenible porque paraliza la acción del gobierno, prevalecen dudas sobre la posibilidad de que la operación de gran magnitud que requiere la disolución forzosa ocurra hoy, último viernes del mes sagrado musulmán de Ramadán, dedicado al ayuno y la oración.

Aunque, tomando en cuenta la importancia del elemento sorpresa, sería factible que en el curso de las próximas 24 horas, por las mismas razones, ocurra una acción relámpago

Comentarios con Facebook