Ciencia y SaludVolver a Ciencia y Salud

Pueblo de Alaska desaparecería bajo el agua

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La Habana (PL) El pueblo de Kivalina, una estrecha franja de arena al borde del Mar de Bering, en Alaska, territorio de Estados Unidos, en solo una década podría estar bajo el agua.

El deshielo del Ártico hace que ese lugar sea vulnerable a la erosión costera. El cuerpo de ingenieros del ejército estadounidense construyó un muro a lo largo de la playa en 2008, pero no fue más que una solución temporal.

Una tormenta forzó la evacuación de los residentes hace dos años y se predice que Kivalina será inhabitable en 2025.

Los registros de temperaturas muestran que la región ártica de Alaska se calienta dos veces más rápido que el resto de Estados Unidos.

La retirada del hielo, el aumento del nivel del mar y la cada vez mayor erosión de la costa dejó tres asentamientos inuit, nombre común para los pueblos esquimales, al borde de la destrucción y al menos ocho más en peligro.

La Casa Blanca cree que reubicar a los habitantes de Kivalina en tierras de mayor altitud puede costar unos 400 millones de dólares, y no hay señales de que el dinero vaya a salir de los fondos públicos, señaló la británica BBC.

En opinión de Collen Swan, líder del consejo de Kivalina, las tribus indígenas de Alaska están pagando el precio por un problema que ellos no crearon.

Por su parte, en la localidad de Barrow, mucho más cerca del Polo Norte, los residentes en su mayoría de la tribu Inupiat, quienes viven de la caza de ballenas y focas, por primera vez en décadas este año no cazaron ni una sola ballena.

Vieron arruinada la temporada de caza porque el hielo marino comenzó a derretirse y romperse muy temprano en marzo. Después volvió a congelarse, pero era tan delgado e inestable que los cazadores no podían arrastrar sus botes.

Uno de los capitanes de la caza de ballenas, Herman Ahsoak, dijo a la prensa que el hielo solía tener un grosor de tres metros en invierno, y esta vez era de poco más de uno.

De acuerdo con una reciente investigación científica, que publicó la revista Nature Geoscience, el mar podría elevarse 20 metros a fines de siglo si el Antártico y Groenlandia sufren un deshielo como en el Plioceno.

Investigadores del Imperial College de Londres señalan en su estudio que la capa de hielo del este antártico es más sensible a los cambios del clima de lo que se creía.

En el Plioceno, entre 5,33 millones de años y 2,58 millones de años atrás, la Tierra experimentó un aumento global de temperatura que llegó a ser entre dos y tres grados Celsius superior al actual y similar a lo previsto para finales del siglo XXI. La concentración de dióxido de carbono (CO2) atmosférico era igual a la actual.

Ambos factores propiciaron la fusión de parte del hielo planetario, lo cual provocó un aumento del nivel del mar de 20 metros, según el Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España.

Hasta ahora, era sabido que el mar se elevó 10 metros debido al deshielo de Groenlandia y el oeste antártico, pero no se tenía constancia de que el hielo del este antártico añadió otros 10 metros al nivel del mar, dijeron los expertos.

La capa de hielo del este antártico, cuya superficie equivale a la de Australia, se formó hace 34 millones de años y era consideraba en estado estable desde hace 14 millones de años.

Según la investigación, dada la similitud entre las variables de CO2 atmosférico y temperatura del Plioceno y la época actual, si hubiera un deshielo continental -Groenlandia y este y oeste antártico- las consecuencias podrían ser las mismas al final de siglo.

Los científicos llegaron a esa conclusión tras analizar muestras de lodo marino pliocénicas del antártico oriental, obtenidas a más de tres kilómetros bajo el nivel de la costa antártica.

Comentarios con Facebook