Imprescindible Consulta Popular para la Reforma Energética: MDC

1mario-delgado

Sólo en auténtica democracia se pueden construir acuerdos de largo plazo, por ello es imprescindible tomar en cuenta a la sociedad en la reforma energética; cumplir con el derecho de los mexicanos, establecido en el artículo 35 Constitucional, de votar en consulta popular sobre los temas de trascendencia nacional, como indiscutiblemente lo es el petróleo.

Así lo afirmó el senador Mario Delgado Carrillo, presidente de la Comisión del Distrito Federal, al advertir que la definición del futuro energético y del destino de la renta petrolera, rebasa a los legisladores y obliga a llevar a cabo una consulta ciudadana vinculatoria sobre lo que se pretenda modificar.

El legislador del PRD, puntualizó que la energética, no es una reforma más, por lo que un acuerdo político entre el PAN y el PRI en el Congreso será insuficiente, no tendría la legitimidad requerida. Esta decisión debe ser de una transparencia y legitimidad incuestionable, por eso es necesario que participe la gente.

“No -subrayó- un ejercicio de consulta informativa o “testimonial” -como lo están planteando algunos sectores de la izquierda-,  sino una consulta Constitucional vinculatoria, porque es definitivo hacia el futuro lo que pase en el sector energético, la batalla por el desarrollo entre las naciones ocurre en el campo de la innovación, el conocimiento y la energía. No podemos quedarnos al margen en la revolución de las nuevas tecnologías en el sector energético, porque condenaríamos a nuestro país a un destino sombrío”.

Sin embargo, Delgado Carrillo, recordó  que hasta la fecha, buena parte del nacionalismo está fundado en acciones como la del presidente Cárdenas al expropiar el petróleo, acto contra los poderosos, contra los países extranjeros que dominaban en ese tiempo el sector energético; el pueblo se volcó en un respaldo popular sin precedente, aportó sus alcancías de cochinito, gallinas o lo que a su mano tenía.

Está claro, aceptó el legislador perredista, que el peor escenario es no hacer nada, porque pasaríamos de la emancipación a la dependencia, pero si no cuidamos lo que va a suceder se puede cometer el más grande despojo de un activo nacional, el petróleo, que el pueblo pagó.

Por ello, Delgado Carrillo, hizo hincapié en la necesidad de aprovechar los nuevos derechos políticos en materia de participación ciudadana que consagra la Constitución. “Vamos por un referéndum constitucional con carácter vinculatorio que determine los alcances de la reforma”, dijo.

Ésta es una oportunidad para que profundicemos nuestra democracia y poner en orden las prioridades nacionales, puede convertirse en nuevo referente histórico sobre el cual renovar nuestro nacionalismo. Un hecho que nos de fortaleza para desafiar, como lo hizo Cárdenas en su momento, a los países más poderosos y disputarles un lugar privilegiado en el futuro de las naciones.

El político perredista, externó que además la organización de un referéndum también nos obligaría a cambiar los términos del debate para incluir la definición del destino de la renta petrolera.

Por ejemplo, refirió la enorme movilización social en Brasil que obligó al gobierno a comprometer la renta petrolera para la educación, mientras en México cada año un millón de jóvenes abandonan la secundaria o preparatoria.Cada barril de petróleo que dejamos en nuestro subsuelo es una reserva potencial, cada joven que abandona la escuela es una pérdida irreversible.

Y se preguntó: ¿Qué es más urgente, sacar un barril de petróleo o retener a un joven en la escuela? ¿Mejor aún, qué necesitamos hacer con Pemex para que financie la educación de esta generación de jóvenes?

En el Senado hay iniciativas para regular la Participación Ciudadana, la consulta popular, que se podrían aprobar en un periodo extraordinario y llamar al referéndum en septiembre, para llevarlo a cabo en octubre: esa es la ruta que estamos empeñados seguir, concluyó el senador del Sol Azteca.

Comentarios con Facebook