Ciencia y SaludVolver a Ciencia y Salud

Intriga respecto al futuro de misión india a la Luna

luna real

Nueva Delhi, 5 ago (PL) La segunda expedición india a la Luna entró en un incierto compás de espera debido a demoras en la fabricación de un cohete portador propio y a la decisión rusa de reprogramar su cooperación al proyecto.

El acuerdo original confiaba a la India construir un cohete propulsor geosincrónico (GSLV) y a Rusia un módulo de descenso suave y un vehículo todoterreno encargado de recoger muestras del suelo lunar pero ambos empeños han sufrido retrasos, indicó hoy la agencia de noticias PTI.

K. Radhakrishnan, presidente de la Organización de Investigación Espacial de la India (ISRO), dijo que por ahora no es posible fijar una fecha para la misión porque la incertidumbre rodea sobre todo la fase de alunizaje. Señaló que Roskosmos, la agencia espacial rusa, realizó una importante revisión de la exploración lunar conjunta hace un año y medio, luego del fallido retorno de su sonda a Fobos, una de las lunas de Marte.

Dijeron (los rusos) que tienen un calendario diferente para el desarrollo y calificación del módulo de alunizaje de las misiones previstas para el 2015 y el 2017 -indicó Radhakrishnan-, así que será necesario reprogramar el proyecto.

La India lanzó el 22 de octubre de 2008 la Chandrayaan-1, su primera sonda lunar no tripulada, con el encargo de trazar un mapa tridimensional del satélite natural de la Tierra y estudiar su composición geológica.

Disparado desde la base de Sriharikota, en la bahía de Bengala, el ingenio alcanzó la órbita lunar el 8 de noviembre y durante 312 días le dio tres mil 400 vueltas al astro, pero ISRO perdió el contacto por radio en agosto de 2009.

La Chandrayaan-2 requerirá que la India fabrique un nuevo GSLV capaz de acomodar al módulo ruso pero antes deberá efectuar dos lanzamientos exitosos del cohete.

En el 2010 ISRO sufrió un doble revés al fracasar sucesivamente un GSLV con motor autóctono y otro de factura rusa. Ahora está probando uno de fabricación nacional.

Hay una gran incertidumbre sobre el calendario de la misión, la disponibilidad de la nave se ha vuelto incierta, lamentó Radhakrishnan.

Desde el 2 de enero de 1959, cuando la entonces Unión Soviética lanzó la primera sonda a la Luna, con ese destino han partido unas 60 expediciones tripuladas y no tripuladas.

Comentarios con Facebook