Reanudan en EE.UU. audiencias de sentencia a soldado Manning

CIERRA LA VISTA PRELIMINAR CONTRA MANNING CON TORRENTE DE PRUEBAS EN CONTRA

Washington, 5 ago (PL) Las vistas para sentenciar al soldado Bradley Manning se reanudaron hoy con la comparecencia del subsecretario de Estado Patrick Kennedy, quien lo responsabilizó de dañar la seguridad nacional y las relaciones exteriores de Estados Unidos.

Según Kennedy, como consecuencia de las filtraciones del militar a Wikileaks, funcionarios de otros gobiernos, empresarios, periodistas y educadores se niegan a hablar en privado con diplomáticos estadounidenses dos años después de que el sitio alternativo publicó miles de claves cursados entre Washington y sus embajadas sobre operaciones de espionaje y ataques terroristas.

Añadió que el Departamento de Estado todavía no ha podido evaluar las consecuencias de esas filtraciones.

Las audiencias del juicio a Manning tienen lugar en Fort Meade y se extenderán hasta el próximo día 23, cuando la jueza Denise Lind debe anunciar el fallo.

El joven, de 25 años de edad, podría enfrentar 136 años de cárcel tras ser encontrado culpable de 19 imputaciones relacionadas con robo de textos federales y espionaje.

Además corre el riesgo de quedar sin derecho a apelación o libertad bajo palabra aunque fue liberado del cargo de ayuda al enemigo, el más grave presentado en su contra.

Dos mil 997 estadounidenses firmaron hasta hoy una petición en la cual se ofrecen a cumplir parte de la potencial condena del soldado.

La organización civil Credo publicó el texto la semana pasada y tiene como meta reunir tres mil firmas antes de enviarlo al mayor general Jeffrey S. Buchanan, la autoridad convocante encargada de revisar el veredicto del caso.

Si la solicitud es aceptada por las autoridades de Estados Unidos, entonces cada participante estaría en prisión menos de un mes si se divide la condena total en partes iguales.

Manning fue arrestado en mayo de 2010 y su caso es peculiar porque permaneció encarcelado casi tres años sin ser sometido a juicio, cuando la ley militar estadounidense fija un plazo máximo de 120 días para esos procesos legales.

El soldado fue puesto bajo máxima custodia por nueve meses en la base de Quantico (Virginia) como resultado de una orden directa dictada por altos funcionarios castrenses.

Durante todo ese tiempo, estuvo confinado en un calabozo pequeño, sin ventanas y con una única vista al pasillo a través de las rejas.

Gracias a las continuas manifestaciones y otras acciones de protestas de grupos defensores de los derechos humanos en Estados Unidos, Manning fue trasladado en abril de 2011 a una prisión de menor seguridad en Fort Leavenworth, Kansas.

Comentarios con Facebook