LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Transportistas, docentes y campesinos protestan en Paraguay

The World Countries Flags

Asunción, 6 ago (PL) Paraguay vive hoy una situación difícil con la coincidencia de conflictos que incluyen la paralización del transporte urbano, huelga de docentes y protestas de campesinos quienes cierran vías en varios departamentos del país.

La falta de pago por el gobierno del subsidio establecido para el sector del transporte desató desde el primer minuto de la madrugada de hoy la paralización de 40 empresas que cubren la casi totalidad del servicio en Asunción y los departamentos Central y Cordillera.

Una resolución del Ministerio del Trabajo suspendiendo por cinco días el paro y llamando a continuar negociaciones ya fracasadas no fue acatada por los empresarios del transporte que la calificaron de totalmente ilegal.

La afectación es sumamente importante y no la logró superar la decisión oficial de sacar a la calle a pocos transportes militares y policiales durante la madrugada y la instrucción a organismos estatales de colocar sus vehículos al servicio de la población.

Automóviles, camionetas y hasta pequeños camiones particulares circulan repletos de ansiosos pasajeros que pagan cantidades exorbitantes por una posibilidad de acercarse a sus centros de labor o vivienda, pero tampoco alcanzan a satisfacer la demanda.

Efectivos de la Policía Nacional fueron situados en lugares estratégicos de esta capital en un esfuerzo por mantener el orden y evitar hechos delictivos de elementos que traten de aprovechar el caos reinante.

Aunque el gobierno dijo que está en disposición de depositar hoy una parte de los dos millones de dólares adeudados, la respuesta fue no detener el paro hasta recibir el total de los fondos atrasados.

Paralelamente, el paro convirtió en total la huelga de docentes que llevan adelante hace una semana los afiliados a la Federación de Educadores de Paraguay, el mayor sindicato de ese sector.

Los docentes, que reclaman una mejora en el nivel de las jubilaciones, el pago de atrasos en bonificaciones y otras demandas, realizan hoy manifestaciones en varios departamentos paraguayos y anuncian una concentración frente al Parlamento.

Preocupante situación se reporta desde los departamentos de Canindeyú y Misiones, lugares donde centenares de campesinos mantienen bloqueadas vías en reclamo de la liberación de sus compañeros presos tras la llamada masacre de Curuguaty.

En la hacienda Marina Cué, situada en esa localidad, 11 labriegos y seis policías murieron durante el sangriento desalojo de junio del 2012 que abrió las puertas al golpe de Estado parlamentario culminado con la destitución del presidente Fernando Lugo.

Comentarios con Facebook