Obama defiende política antiterrorista

Washington, 7 ago (PL) El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, defendió la política antiterrorista lanzada por su gobierno en previsión de presuntos ataques de la red al-Qaeda, en momentos que la actividad de importantes centros de espionaje del país es cuestionada.

Durante una comparecencia en el programa de televisión de Jay Leno durante la noche del martes, el mandatario abordó la alerta mundial decretada por su gobierno para que sus conciudadanos no viajen a países islámicos conflictivos y el cierre de varias embajadas ante presuntas amenazas de atentados descubiertas por los servicios de inteligencia estadounidenses.

Obama dijo que los riesgos son serios, aunque algunos medios miran con suspicacia los últimos avisos contra acciones que ocurren en momentos en que la Agencia Nacional de Seguridad enfrenta fuertes críticas tras las revelaciones del excontratista de esa entidad Edward Snowden.

En ese sentido, diplomáticos estadounidenses en Yemen fueron evacuados el martes y la Casa Blanca pidió a sus ciudadanos que abandonen inmediatamente el país, tras alertas sobre potenciales ataques que motivaron el cierre de varias legaciones en Oriente Medio.

Por otra parte, el Presidente anunció que viajará a la cumbre del G20 que se celebra en septiembre en San Petersburgo, Rusia, algo que corrió peligro de no celebrarse tras la decisión de las autoridades rusas de conceder asilo a Snowden.

Durante sus declaraciones en Los Angeles en el programa de Leno en el canal de televisión estadounidense NBC, Obama dijo estar decepcionado por la decisión de Rusia de conceder asilo al ex analista estadounidense Snowden, quien reveló el contenido de varios programas de escuchas de los servicios de inteligencia en su país y en el mundo.

Obama no se refirió a un posible encuentro bilateral con su homologo ruso, Vladimir Putin, antes de la Cumbre, algo que algunas fuentes no descartan, dada la importancia de las relaciones entre las dos potencias mundiales.

Llamó la atención en la entrevista que el Presidente aseguró que “no tenemos un programa interno de espionaje”, aunque aclaró que aún quedaba mucho por hacer para asegurarle a los estadounidenses que no estaban siendo espiados.

Comentarios con Facebook