OPINION

Foto Lic2
Por Guillermo Robles

LA INGOBERNABILIDAD DE RAMÓN

Los seres humanos son extremadamente sensibles para percibir y evaluar el sentir con otras personas. Tienen la suficiente inteligencia para saber si están interesados o aceptan reacciones muy diferentes a las que puede percibir de que otros muestran desinterés y rechazo.

Por otro lado, cuando las reacciones son positivas ante cualquier problema la percepción entre ellos se convierte de una mutua compresión mejorando mucho su calidad de vida como ser social.

En resumen, las reacciones de los demás ejercen un fuerte impacto en los pensamientos de la gente, las emociones, motivos y comportamiento, así como su bienestar físico y sicológico.

Esto sucede en una simple relación interpersonal por la capacidad del ser humano para poder percibir hacia una persona. Razón suficiente para lograr entender que una comunidad puede sentir el desinterés por parte de las autoridades cuando los problemas están a flor de piel.

Los sucesos ocurridos en Michoacán, se resumen todo ante la ingobernabilidad, la corrupción en los diferentes cuerpos policíacos dejando a la comunidad en un estado de indefensión, orillándolos a tomar una decisión muy legítima que era defenderse por sí mismo.

No es la primera vez ni la última en donde una comunidad hace justicia por su propia cuenta cuando la autoridad no está presente pero sobre todo cuando hacen caso omiso a los reclamos de quienes dicen que están velando por los intereses de la ciudadanía.

El problema de Michoacán no es algo que debe de verse como algo aislado porque existen otras comunidades en donde movimientos ciudadanos toman justicia por su propia manos. Posiblemente en éste caso es la primera vez que lo hacen para luchar en contra del crimen organizado pero ya ha existido registro en donde la delincuencia común es tratada con linchamientos teniendo que intervenir la policía para rescatar al criminal de ser víctima de una muerte.

Es evidente que estas reacciones no nacen de la noche a la mañana sino siempre existen indicios de que algo no está bien en esa comunidad y que las autoridades  se hacen miope cuando esa impotencia de no ser escuchados sale a luz pública por medio de los medios de comunicación o videos en redes sociales.

Para los Estados del norte del país tal pareciera que esos problemas están muy  lejos y que son exclusivos de lo que sucede en el sur y centro de la República Mexicana. Muy distante de que pudiera suceder acá en el norte.

No obstante hace unos días en Coahuila, específicamente en el municipio de Ramos Arizpe, se dio a conocer una nota informativa en donde la colonia Santa Luz de Analco cansados de denunciar a las autoridades la ola de robos cometidos a cualquier hora y sin respetar si la gente se encuentra en su vivienda son despojados de sus pertenencias sin que la policía haga algo al respecto o el mediocre de su alcalde Ramón Oceguera Rodríguez o cuando menos considerado así por los ramosarizpenses que de ratero e inútil no lo bajan de esos calificativos y otros más que por respeto a los  lectores me es imposible plasmarlo en este espacio.

Situación insoportable es la que se vive en el municipio de Ramos Arizpe donde su la gente ya está pensando en verse en la necesidad de hacerse justicia con sus propias manos ante la ingobernabilidad que hay en ese Municipio, por la indiferencia y lo poco que le importa atender los reclamos de la comunidad a Ramón Oceguera Rodríguez, cuya administración está próxima a terminar, lo que sus pobladores festejarán tan pronto llegue esa fecha.

Como este tipo de indicios en donde las autoridades de todos niveles se hacen inmune ante las publicaciones en diferentes medios de comunicación considerandándolos como notas amarillitas y que solamente toman medidas cuando ya la comunidad está cansada de los abusos de los criminales y autoridades; deciden tomar ley en con sus propias manos ante la tierra de nadie en donde el robo en despoblado, además de con alevosía y ventaja, es lo que se vive diariamente. (Premio Estatal de Periodismo 2011y 2013) www.intersip.org

Comentarios con Facebook