LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Bolivia llama a rescatar hermandad en Día de Pueblos Indígenas

La Paz, 9 ago (PL) El gobierno de Bolivia llamó hoy a rescatar entre las naciones la hermandad de los pueblos originarios, que carecen en su lenguaje de la palabra enemigo y consideran semejantes a todos los seres humanos.

Durante las celebraciones locales por el Día de los Pueblos Indígenas, a la que asistieron decenas de organizaciones sociales, el canciller David Choquehuanca resaltó la creencia entre las comunidades originarias andinas de considerar iguales a todos los hombres, en equilibrio con la naturaleza.

“No estamos contra nadie, estamos del lado de lo valioso, del lado de la vida. La palabra enemigo no existe en aimara, (ni) en quechua, guaraní, chiquitano (…) todos somos hermanos; pero cuando decimos hermanos, no solo (son) los seres humanos, sino todos los que vivimos en las faldas de nuestra Madre Tierra, somos semejantes”, opinó.

En la inauguración de un Instituto de Lengua y Cultura Quechua en la central ciudad de Cochabamba, el presidente Evo Morales pidió también recuperar la vida en colectividad de los pueblos ancestrales ante el individualismo promovido por la sociedad capitalista.

“Este instituto no es solamente para que nuestros hijos aprendan a escribir y hablar en quechua. Es para recuperar la forma de vivencia en colectividad, en armonía con la Madre Tierra, en solidaridad entre nosotros, la filosofía e ideología de los originarios de esta parte del continente”, dijo.

El Día Internacional de los Pueblos Indígenas se celebra desde 1994 cada 9 de agosto en todo el mundo por iniciativa de la Organización de Naciones Unidas.

Las celebraciones de este año en Bolivia tienen un matiz peculiar, tras la presentación la pasada semana del censo de población y vivienda de 2012, según el cual la nación dejó de ser de mayoría indígena.

De acuerdo con los resultados, solo 41 por ciento de los bolivianos afirma pertenecer o estar vinculado a alguno de los 36 pueblos originarios reconocidos por la nueva Constitución, una cifra que contrasta con el 62 por ciento del recuento de población de 2001.

Comentarios con Facebook