Ciencia y SaludVolver a Ciencia y Salud

Vida en Marte?

marte1-a
Por Vivian Collazo Montano

La Habana (PL) La observación de Marte, el cuarto planeta del sistema solar, ha sido desde la antigüedad uno de los asuntos más controvertidos para científicos e investigadores. La discusión sobre la existencia o no de vida en su superficie es un tema recurrente en la historia de la humanidad.

Por ello, en las últimas cuatro décadas, muchas misiones fueron enviadas al llamado Planeta Rojo. Sondas espaciales que mostraron algunas de las características del cercano vecino, su superficie rocosa, fría y estéril.

Sin embargo, el Curiosity, vehículo explorador más grande y sofisticado de la NASA, con 10 instrumentos a bordo, es quizás el que mayores aportes brindó, al lograr constatar que Marte en un lejano pasado pudo albergar vida microbiana.

El ingenio fue lanzado el 26 de noviembre de 2011 y aterrizó en el cráter Gale el pasado 6 de agosto. Desde entonces envió a la Tierra más de 190 gigabytes de información, cerca de 36 mil 700 fotografías de alta resolución, realizó 75 mil disparos de láser para examinar materiales del suelo y recorrió 1,6 kilómetros.

La toma de muestras y el análisis de las mismas, determinó la composición del suelo, a base de agua, azufre y sustancias que contienen cloro. Además en una roca recogida junto al antiguo lecho de un arroyo se identificó azufre, nitrógeno, hidrógeno, oxígeno, fósforo y carbono —algunos de ellos esenciales para la existencia de vida, tal y como se conoce.

La observación de la roca -una piedra de lodo de grano fino que contiene minerales de arcilla, minerales sulfatos y otros químicos- apunta a que el agua no era salada, ni demasiado ácida como para impedir la vida. Una muestra adicional extraída será usada con el fin de ayudar a confirmar los resultados

Este ha sido el descubrimiento más significativo del Curiosity hasta la fecha. Sin embargo, aún queda mucho trabajo por hacer, pues la misión está programada para un año marciano (686 días), tiempo en el cual deberán realizarse nuevas investigaciones.

Los científicos planean trabajar en el área de la “bahía de Yellowknife” antes de iniciar el camino hacia el monte Sharp, a ocho kilómetros de distancia y principal objeto de exploración. El recorrido demorará varios meses, pues el Curiosity deberá parar cada vez que halle formaciones geológicas interesantes para poder analizarlas.

La base del monte suscita gran interés en función de las diferentes capas de sedimentos, que podrían permitir datar los períodos en los cuales el planeta fue apto para la vida.

No obstante, cualquier confirmación deberá esperar, solo en 2020 la NASA enviará otra sonda, “Curiosity 2”, dotada de instrumentos capaces de detectar signos de vida, actual o pasada, aunque a partir de 2018 podría adelantársele el robot euroruso Exomars, equipado con la tecnología necesaria, indicaron especialistas.

Otras misiones

 

Las exploraciones a Marte comenzaron en la década de los 60, cuando la entonces Unión Soviética intentó enviar algunas sondas, la mayoría de las cuales fracasó.

Por su parte, Estados Unidos, consiguió lanzar algunos satélites que brindaron informaciones de interés, tal es el caso de la Mariner 4, que en 1965 consiguió transmitir datos desde las cercanías de Marte, la Mariner 6 y 7 que en 1969 permitió observar un planeta lleno de cráteres y parecido a la Luna.

En 1971, la Mariner 9 se situó en la órbita marciana, desde donde realizó investigaciones en medio de una espectacular tormenta de polvo y fue la primera en percibir canales que parecían antiguos ríos, detectando también vapor de agua en la atmósfera.

Más reciente son las misiones de los robots Spirit y Opportunity que aterrizaron en 2004 en dos zonas diametralmente opuestas para analizar rocas en busca de agua, encontrando indicios de un antiguo mar o lago salado.

Planeadas para una duración de tres meses, los rovers sobrepasaron las expectativas. Spirit quedó inoperable en marzo de 2010, pero para entonces ya había enviado suficiente información. En tanto Opportunity, ya cumplió 10 años de intensa actividad y parece que su labor está lejos de terminar.

Comentarios con Facebook