SOCARRONES HASTA EL FINAL

Foto Lic2

Por: Guillermo Robles Ramírez

México está envuelto en infinidad de dichos, refranes, proverbios, adagios, etc., pero por desgracia, sabemos pregonarlos, recomendarlos y pretender meterlos en cabeza ajena, más no hacerlos propios.

 

Por mencionar, está el dicho tan repetitivo de que más vale prevenir, que remediar y es tan socorrido como incumplido por la mayor parte de los mexicanos que hasta en casa propia lo aconsejamos, dando el remedio y nos quedamos con el trapito.

 

Estamos a escaso mes de la celebración de las fiestas Patrias de septiembre en que autoridades estatales y municipales darán el tradicional Grito dela Independencia, festejo en el que es común el uso de cuetes, no solo en las ceremonias oficiales que se realizan en cada cabecera municipal de Coahuila, sino en muchos hogares en donde surge el patriotismo aunque sea una vez al año siendo costumbre lanzar cuetes, pues dicen que festejo sin tronido y ruido, no es festejo.

 

Esta tradición no solo es conocida por la alegría con que los mexicanos festejamos la independencia de nuestro País, sino por las desgracias que ocurren por el uso y encendido de éstos por parte de inexpertos y hasta irresponsables que se regocijan lanzando cuetes al cielo, sin providencia alguna lo que ha causado no solo heridos por quemaduras, sino hasta incendios de casas o locales.

 

Para ésta fecha, el uso de cuetes prolifera pese a que se dice que está prohibida la venta de fuegos pirotécnicos tipo caseros, pues éstos se siguen fabricando a mayor tamaño y peligrosos, porque es más la demanda, incentivando la venta ilegal de explosivos.

 

Otra celebración similar en cuetes y desgracias, es la llegada del año nuevo que aunque está lejana todavía la fecha, tarde o temprano llegará, más no las medidas y recomendaciones preventivas para reducir y de ser posible, erradicar totalmente las desgracias en esas fechas en que los cuetes están a la orden del día.

 

Las campañas publicitarias por parte de las autoridades no han logrado penetrar a la conciencia de los ciudadanos en el peligro en el que se exponen ya que la mayor cantidad de accidentes que sucede durante estas épocas son incendios, muertes, heridos y hasta la pérdida de algunos de sus miembros.

 

No hace falta leer los periódicos para darnos cuenta que su venta clandestina se sigue practicando, aunque de palabra dizque se ha prohibido en todala Repúblicapor parte dela SEDENA.

 

La sociedad sigue estando ciega y sorda a cuanta campaña de prevención de juegos pirotécnicos sin importarle si se trata de un aviso por parte de las autoridades federales o estatales, quedando demostrado que solamente con la macana entra la cultura, como hace tiempo lo hicieron en Puebla donde decomisaron toneladas de cuetes.

 

El involucramiento de toda la sociedad, de medios de comunicación, autoridades estatales y federales, tiene que ser mayor para poder lograr la concientización y sobre todo el Ejército Mexicano que tendrá que echarle otra piedrita más a su tan pesado compromiso social, para combatir el problema desde otro ángulo de la ciudadanía como serían pláticas de prevención a las escuelas de educación básica y media.

 

Las leyes y las normativas siempre han estado ahí para el almacenaje en el hogar, la venta o cualquier tipo de comercialización de explosivos caseros llámense juegos pirotécnicos o como le quieran llamar pero que están regulados dentro de la constitución mexicana, no le falta nada, sino únicamente la logística e inteligencia militar para echarla andar a nuevos puntos de la república, pues su venta ya no es única en unas cuantas entidades del país, sino ha sido extensiva a un incremento en estados como Coahuila, Veracruz, Oaxaca, y sus principales cabeceras municipales como Saltillo, Torreón y Ramos Arizpe. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013)

Comentarios con Facebook