Egipto, un conflicto al borde de la guerra civil

egipto
Por Arlette Palacios
CIUDAD DE MÉXICO, México, (N22).-  Es posible que se pueda desencadenar una guerra civil en Egipto, ya que hay un caudal democrático muy fuerte que se construyó durante hace muchos años, incluso antes del gobierno de Mubarak. Para que eso no suceda el ejército debe tomar en cuenta  y garantizar la  libertad de expresión y no ilegalizar a los Hermanos Musulmanes, si los militares no lo hacen así, esa organización que lleva años esperando puede regresar y optar por esa vía, “no me imagino un escenario en Egipto como el de Siria”, así lo comentó para laAgenciaN22, Víctor de Currea, especialista en Conflictos Armados Contemporáneos y profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Javeriana de Colombia.
Después del derrocamiento del presidente Mursi, el pasado 3 de julio y los enfrentamientos que comenzaron el pasado miércoles, cuando las fuerzas de seguridad intervinieron en campamentos de partidarios de la Hermandad Musulmana, la violencia no cesa en el país; hasta hoy son ya más de 1,000 muertos y miles de heridos a causa de los enfrentamientos entre militares y partidarios de la Hermandad Musulmana.
“Hasta hoy no ha habido liberación de prisioneros, antier en una de las cárceles asesinaron a 36 de ellos, la policía dice que los mataron porque trataron de huir. Esas personas no tienen ningún tipo de protección en materia de derechos humanos. Asimismo, el presidente Mursi no ha tenido acceso a abogados como lo ha denunciado hace poco Amnistía Internacional”, aseveró.

El poder autoritario de los militares en Egipto

 
Estados Unidos financia a las fuerzas militares de Egipto; sin embargo, “los uniformados tienen un gran

poder económico y político, ya que son  dueños de más del 40% de las empresas nacionales. Lo que ha hecho el ejercito en los últimos dos años es tratar de presentarse con una nueva cara, negar ante las organizaciones de los derechos humanos, que han cometido torturas, asesinatos y  desapariciones, y ahora se presentan como los salvadores de la revolución, debido a que no hay instituciones, ni partidos políticos fuertes; por otro lado tenemos a los Hermanos Musulmanes, que plantean fundamentalmente la construcción de un estado musulmán, con gran peso religioso y que ganaron las elecciones  democráticamente el año pasado”.

Mursi cometió muchos errores en la administración de su régimen y “esos errores generaron pérdida de legitimidad, que se vio aprovechada por los militares que utilizaron las ventajas en la propia agenda económica, política  y militar, y se pusieron al frente de las revueltas generando un golpe militar; Mursi,  empezó a establecer normas muy islamistas, en el sentido de empujar a la sociedad con principios y valores  musulmanes, más que valores universales y democráticos. Ambos gobiernos de Mubarak y Mursi  son militares profundamente autoritarios, que no creen en el estado de  derecho ni en el estado social, mientras tanto las banderas que se levantaron hace un  año de igualdad, justicia y paz siguen estando pendientes “indicó.
Mubarak obtiene libertad condicional, pero seguirá en prisión

El día de ayer un tribunal egipcio ordenó  la libertad condicional del depuesto presidente Hosni Mubarak por un caso de corrupción, pero permanecerá en prisión porque tiene otros cargos pendientes, incluida la muerte de manifestantes  durante una revuelta en  2011. Ante esto Currea refirió que “el gobierno que detuvo y encarceló al presidente elegido democráticamente, Mohamed Mursi,  es el mismo que ahora  liberó a Mubarak, quien durante por más de 30 años ejerció el poder en Egipto y fue el responsable de ataques de corrupción y una gran cantidad de delitos, Mubarak ha regresado al poder de los militares que nunca lo abandonaron”.

Relación económica entre Estados Unidos y Egipto

Estados Unidos tiene una relación determinante , ya que Egipto, tiene que respetar y acatar las relaciones con ellos,  el primer ministro, Hazem el- Beblawi, defendió el uso de la fuerza y dijo que él estaba a  favor de la presencia de los militares para poner fin a la ‘expansión de la anarquía’, porque “fundamentalmente trata  de garantizar estabilidad, la discusión no tiene que ver con derechos humanos, ni con libertad de protesta, o de movilización, todo eso es secundario,  a EU, lo que le importa que haya una garantía, en ese sentido va a seguir alimentando  a los militares y a cambio de eso se mantiene con la ayuda  del ejercito. Si algo ha caracterizado al gobierno de Obama es: su alto populismo, su reacción tardía  y su desconocimiento absoluto, su capacidad  de reacción es muy lenta precisamente por su desconocimiento ante este problema”.
Con este conflicto se fortalecerá  la organización de los Hermanos Musulmanes

La Hermandad Musulmana ya sobrevivió al exilio y a la clandestinidad y por lo tanto “tiene la experiencia para seguir aguantando, no es una organización frágil, así que se fortalecerán. El grave error de los militares es creer que pueden manejar Egipto”, explicó.

Los enfrentamientos pudieron haberse evitado

Si se hubiera programado un referéndum o un debate político, “los enfrentamientos pudieron evitarse, pero recurrir a la fuerza de la manera  en que se hizo, no se va a olvidar fácilmente por  los Hermanos Musulmanes,  el turismo  y  los inversionistas extranjeros, por lo cual la crisis de Egipto tiende a prolongarse”.

 

Concluyó que “la comunidad internacional no puede intervenir en términos militares, pero si puede ayudar en el acercamiento de las partes”.

Comentarios con Facebook