Ofrecerán charla sobre Laureana Wrigth, pionera del feminismo mexicano

laureana

CIUDAD DE MÉXICO, México, (N22).-El Instituto Nacional de Bellas Artes invita a su ciclo “Una habitación propia”, que en esta ocasión hablará acerca de la figura mexicana Laureana Wright. Esta actividad programada por la Coordinación Nacional de Literatura contará con la participación de la narradora y ensayista María Emilia Chávez Lara.

Se espera al público asistente el 21 de agosto, a las 19:00 horas, en la Sala Adamo Boari del Palacio de Bellas Artes, en la Ciudad de México.

La figura de la mexicana Laureana Wright (1847-1896), quien para muchos permanece prácticamente desconocida, está considerada una de las precursoras del feminismo nacional. Entre sus múltiples textos publicados en la revista Violetas del Anáhuac en el año de 1884, se profesó a favor del sufragio femenino y los derechos de la mujer.

A Laurena Wright maestros particulares le enseñaron en casa los idiomas español, inglés y francés. En 1865 empezó a publicar pequeños textos y poemas. Como muchas mujeres de la época, contrajo matrimonio y se divorció al poco tiempo para poder enfocarse en su obra literaria. Directora de la revista Violetas del Anáhuac de 1887 a 1889, se planteó el problema del sufragio femenino y la igualdad de ambos sexos, son estas declaraciones las que le dan carácter de precursora del periodismo femenino en México.

Colaboró en el Diario del Hogar, cuyas columnas fueron censuradas por órdenes de presidencia y por cuya causa estuvo a punto de ser expulsada del país. También escribió en las publicaciones El Estudio y El Federalista.

De acuerdo con la autora invitada, María Emilia Chávez Lara, el primer acercamiento que tuvo con la autora Laureana Wright fue mediante investigaciones acerca del espiritismo, donde descubrió las publicaciones que Laureana había realizado en la revista de la que fue directora,Violetas del Anáhuac.

“Fue ahí donde comenzó a escribir textos acerca de los derechos de la mujer, el derecho a una buena educación universitaria, al mismo salario que un hombre, a elegir marido, a decidirse por el matrimonio o no. Sospecho incluso que Laureana fue una de las primeras mujeres en cortarse el cabello corto, estilo europeo”, comentó María Emilia Chávez Lara en entrevista.

Chávez Lara confiesa que cuando gusta de escribir, lo hace sobre aquello que le resulta inusual, y fue justo eso lo que sucedió con Laurena Wright en el siglo XIX. Era inusual que una mujer estuviese pidiendo por las calles el sufragio femenino, la participación e inclusión de la mujer en actividades públicas y sociales.

De acuerdo con la narradora y ensayista, otro de los temas importantes que se tratarán en la charla de este próximo miércoles 21 de agosto, es el espiritismo. Laurena Wright utilizó el espiritismo como plataforma política, más allá de una cuestión de religión o fe; sin embargo, el espiritismo fue en un principio un tema de burla para Laurena Wright, quien se consideraba católica, incluso en su obra Espiritismo práctico, publicado en 1891, se refiere al espiritismo como “la vulgaridad que cree tontamente en brujas, hechiceros y fantasmas”.

“Cuando tuvo su primer acercamiento con el espiritismo no lo tomó como un tema serio, no lo ve con buenos ojos, escribe textos en contra del espiritismo. No estoy segura de si en algún punto Laureana se convenció por completo del espiritismo, lo que tal vez terminó por convencerla fue que en el espiritismo las mujeres y los hombres son iguales, el hombre nunca superior a la mujer, son provenientes de la misma esencia, por lo tanto deberán tener los mismo derechos y obligaciones”, señaló Chávez Lara.

La autora invitada compartirá un texto con el público asistente con quien realizará una mesa de diálogo donde se tratará, más allá del feminismo mexicano, el entorno de lo que fue el siglo XIX en México.

Laureana Wright (Taxco, Guerrero, 1847-1896) realizó sus primeros estudios y aprendió francés e inglés con profesores particulares en la Ciudad de México. En 1865 comenzó a escribir sus primeros textos y poemas.

Directora de la revista Violetas del Anáhuac de 1887 a 1889, donde se planteó el problema del sufragio femenino y la igualdad de ambos sexos, y que le dio carácter de precursora del periodismo femenino en México. Colaboró en el Diario del Hogar, El Estudio y El Federalista.

En 1869 fue nombrada socia honoraria de la Sociedad Nezahualcóyotl a petición de Gerardo Silva y Manuel Acuña. En 1872 ingresó a la Sociedad Científica El Porvenir. En 1873 se le nombró socia del Liceo Hidalgo por petición de Ignacio Ramírez y Francisco Pimentel. En 1885 se le distinguió como socia honoraria del Liceo Mexicano, así como del Liceo Altamirano de Oaxaca.

María Emilia Chávez Lara es maestra en Letras Mexicanas por la UNAM. Le interesa la literatura mexicana contemporánea y la vida cotidiana del México del siglo XIX. Ha sido becaria del Programa de Jóvenes Creadores del FONCA. Es promotora de lectura en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, institución en la que también se desempeña como profesora-investigadora. Es autora del libro La canción del Hada Verde, el ajenjo en la literatura mexicana 1887-1902 (2013).

Comentarios con Facebook