Rusia denuncia maniobra contra Siria sobre armas químicas

Alexander Lukashevich

Moscú, 21 ago (PL) El portavoz de la Cancillería rusa, Alexander Lukashevich, desvinculó hoy al ejército gubernamental sirio de un ataque coheteril con agentes químicos en las afueras de Damasco y culpó a los grupos armados opositores.

Lukashevich aseveró ante la prensa que el misil fue lanzado al amanecer de este miércoles desde las posiciones que ocupaban los irregulares.

Añadió el diplomático que el cohete es análogo al empleado por los terroristas el 19 de marzo pasado, durante un combate con las fuerzas gubernamentales en los alrededores de la ciudad de Alepo.

Moscú, subrayó Lukashevich, considera vital que se lleve a cabo una investigación objetiva y profesional de lo ocurrido.

Al mismo tiempo, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores denunció que el supuesto ataque atribuido por la oposición radical al gobierno sirio raya en otra maniobra de provocación.

Se quiere con ello, afirmó, lograr por todos los medios un pretexto para exigir al Consejo de Seguridad de la ONU que se ponga del lado de los opositores a las autoridades de Damasco.

Consideró asimismo la situación como un intento de minar las posibilidades de convocatoria de la conferencia Ginebra-2, para la cual está previsto otro encuentro de expertos rusos y estadounidenses el 28 de este mes, señaló.

Exhortamos nuevamente -recalcó Lukashevich- a quienes tienen posibilidad de influir sobre los extremistas armados a poner todos los esfuerzos a fin de acabar con las provocaciones y el uso de sustancias químicas, tema este en el centro de investigaciones por un grupo de expertos de la ONU.

Insistió el portavoz de la Cancillería en que similares denuncias contra las autoridades sirias en relación con las armas químicas no han sido confirmadas, y de otro lado, contrastó que esos ataques mediáticos coinciden con las operaciones exitosas del Ejército contra los armados irregulares.

El embajador de Siria en Rusia, Riad Jadid, desmintió categóricamente la autoría del Gobierno en el ataque cerca de Damasco y catalogó de fabricadas las informaciones propaladas al respecto “para confundir a los observadores internacionales”.

Asoció la reciente versión con los intentos de Occidente de reeditar en su país el escenario empleado tras la invasión a Irak en 2003, bajo el pretexto de las armas químicas, denunció el diplomático.

Precisamente la supuesta existencia de las armas químicas y los rumores extendidos sobre su uso por parte de Bagdad, a través de los grandes medios de comunicación, fue el pretexto para la intervención extranjera y el derrocamiento del expresidente Sadam Hussein, enfatizó Jadid.

Comentarios con Facebook