Siria atribuye a campaña mediática acusación sobre armas químicas

Damasco, 21 ago (PL) Siria desmintió hoy el supuesto ataque con armas químicas que grupos opositores armados achacan al Ejército, mientras consideró que tales acciones responden a una campaña mediática que pretende eclipsar el colapso de la llamada oposición armada y justificar una invasión.

La Comandancia General de las Fuerzas Armadas tachó tales noticias de infundios y carentes de veracidad, al tiempo que confirmó su misión de enfrentar al terrorismo de las bandas mercenarias y radicales islámicos presentes sobre suelo nacional.

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Emigrantes argumentó que las falsas acusaciones responden a que los actores externos que financian la guerra contra esta nación y amparan las acciones de los irregulares se sienten insatisfechos con la presencia de la comisión de la ONU autorizada por el gobierno para investigar denuncias de uso de armas tóxicas.

Ello ha llevado a la fabricación de falsas acusaciones para obstaculizar las pesquisas de los expertos y tergiversar el informe que será emitido por esa misión, explicó un vocero oficial de la Cancillería.

Por su parte, el ministro Omran al-Zoabi insistió en que aún teniendo un arsenal de dichas armas, el gobierno jamás las usaría contra la población civil por principios éticos.

Durante un diálogo este miércoles con la televisión nacional, el titular llamó la atención sobre la sospechosa coincidencia del eventual ataque con gases venenosos justo cuando las autoridades facilitaron a un equipo de Naciones Unidas efectuar pruebas de campo para que corroboren las aseveraciones de que fueron los opositores armados quienes usaron armas químicas.

A juicio de al-Zoabi, el desespero de ciertos actores externos que atestiguan el colapso de sus mercenarios ante la ofensiva militar en los alrededores de Damasco, los lleva a fabricar falsos hechos para levantarles la moral y sentar en el banquillo de los acusados al gobierno.

De igual forma, el funcionario calificó de ridículas, irracionales y parciales las acciones de algunos países integrantes de la Liga Árabe que llamaron rápidamente a condenar a Damasco.

Luego de aseverar que Siria no teme a tales difamaciones, el ministro de Información insistió en que la alta dirección del país y el Ejército se apoyan principios morales y un código de ética que les impide cometer tales actos de terrorismo contra la población civil.

Comentarios con Facebook