TODO UN PARAISO DIONISIACO

Foto Lic2
Por Gullermo Robles

Con la nueva Ley de Alcoholes aplicada en toda la entidad, se han hecho respetar los horarios marcados dentro del reglamento para todo aquel negocio que se dedica a este rubro, así como restaurantes, bares y antros en donde ya para las dos de la mañana el cierre de los mismos, así como su venta de alcohol debe de ser media hora antes.

El combate sobre la venta de alcohol clandestina se ha visto de manera enérgica en aquellos lugares detectados oportunamente, sobre todo en colonias populares donde todos o muchos sabían que con solo tocar la puerta o claxon en forma de clave, ya se sabía que era cliente seguro.

Ahora la chaviza no tiene a donde ir cuando cierran los antros y los dispositivos de antialcohol tienen más resultados en sus operativos porque se ponen casi a la salida de los antros, pero una vez pasada la barrera de seguridad y los que lograron librar este tipo de mecanismo para salvaguardar la integridad de los conductores que con unas copitas de más se divirtieron, siempre buscan opciones para seguir la fiesta.

Para muchos jóvenes coahuilenses que buscaron nuevas formas de diversión sobre todo para aquellos municipios en donde se acabaron los antros por la falta de seguridad y en donde la violencia por el crimen organizado tiene el poder en las calles como en la ciudad de Torreón; la ingobernabilidad de su Alcalde, Eduardo Olmos Castro, termina en su totalidad en las noches dejando a la población a la merced de todo tipo de criminales, desde la rata de dos patas hasta los más profesionales u organizados.  Motivo por el cual la chaviza optó por hacer sus propios antros en sus mismas casas o en alguna palapa familiar llevando sonido y abasteciéndose de alcohol de todo tipo desde la cerveza a botellas de brandy  y tequilas.

En otros municipios en donde todavía existen antros la diversión para los jóvenes se dividió tanto en casas como en lugares nocturnos. Pero en el primer caso cuando las bebidas se acaban y al no existir un lugar abierto para poder adquirirlas, creó una necesidad.

Los mexicanos siempre ingeniosos ante la existencia de una necesidad surge   la creatividad a flote dándoles una excelente solución para que la fiesta siga empezando a surgir el negocio clandestino  a domicilio resultando una manera más segura para ambas partes y desde la comodidad de tu casa.

Copiando el mismo esquema de la venta de narcóticos a domicilio difícilmente de rastrear porque están en constante movimiento y llevando cantidades pequeñas, así de la misma manera opera la venta de alcohol a domicilio en donde el negocio ha resultado tan rentable que hasta botellas de cualquier tipo de brandy, tequilas, whisky, vodka, etc.,  llegan hasta el lugar de la fiesta. Ahora la competencia está creciendo que sus servicios compiten como si fuera una pizzería en donde quien llegue en menos tiempo a su destino es el mejor.

No es difícil encontrar este tipo de negocios ya que proliferan por las redes sociales, anuncios en el Internet  pero predomina más la recomendación de conocidos. El negocio de la venta de alcohol a domicilio es tan rentable que las ganancias siempre son al 100 por ciento o hasta más pero sobre todo la evasión fiscal y no siendo suficiente con ello existe en la Web Blogs gratis en donde te enseñan  todo lo necesario para poder montar tu negocio desde con quién y cómo hacer las compras, el tipo de clientela y hasta la logística para poder hacer la entrega de la mercancía, manejándolo como si fuera todo un negocio lícito, siendo todo lo contrario estando dentro de todo lo que se conoce como la venta clandestina que funcionan hasta las 24 horas sin que las autoridades puedan encontrar los mecanismos para poder acabar con la venta de alcohol fuera de los horarios marcados por la  misma ley,  y reglamento de alcoholes.

Estos vacíos legales, como la ausencia de la autoridad y ante una necesidad existente entre la juventud coahuilense, éstas “empresas” se encargan de satisfacer y llenar el gusto no solo de la gente joven, sino lo criticable y grave lo es a menores de edad que a temprana edad son inducidos al vicio en el consumo de bebidas etílicas haciendo de ello todo un paraíso dionisiaco. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org

Comentarios con Facebook