¡PAMPLINAS!, TENENCIA PARA CANES

Foto Lic2
Por Gullermo Robles

Siempre que existe un accidente sobre ataques de perros a menores de edad, no falta a quién se le ocurra aprovechar el momento para sacar su minuto de fama queriendo reinventar iniciativas sobre leyes y reglamentos existentes.

Sobre lo registrado hace unas semanas atrás, para ser preciso, el martes 06 de agosto, un menor de edad perdió la vida en la delegación Tláhuac después de haber sido atacado por cuatro perros dueños de María Estela Flores Pérez, quien ya fue consignada por homicidio doloso.

A raíz de este caso, los diputados del Partido dela Revolución Democrática, (PRD), indignados anunciaron que buscarán la aprobación de la ley de tenencia de perros en la próxima sesión en la Asamblea Legislativadel Distrito Federal que será el 17 de septiembre para regular la tenencia de este tipo de animales pero sobre todo de los ataques.

En su propuesta mencionan todo lo que ya existe en la Ley de Protección a los Animales del Distrito Federal y también aquellas reglamentaciones en las que incumben al mismo rubro en el municipio, es decir, van a reescribir leyes que no se ponen en práctica, pero con un nuevo concepto: Tenencia de perros.

Como nota informativa suena curioso hasta el título en donde el lector se puede imaginar que van a pagar algún tipo de impuesto como si fueran placas vehiculares porque realmente en su contenido no aporta nada de lo que ya existe porque el problema no es crear las leyes sino hacerlas cumplir.

No es valedero que ningún partido político o funcionario público quiera politizar la desgracia de otros y mucho menos cuando se trata de la pérdida de menores para justificar su trabajo o simplemente para resaltar en las líneas de las noticias.

El tener un animal doméstico, implica obligaciones legales existentes en cada Estado como también municipales de las cuales las mismas autoridades no hacen suficiente difusión y aplicación de ellas para que los dueños de éstos animales se sujeten a una normatividad que en la práctica pareciera inexistente ni siquiera para quienes encabezan un municipio sin importar la entidad nacional porque simplemente el presupuesto pareciera se les otorga como un sobrante o lo manejan como la canción de “Bartola”.

Es imposible para cualquier perrera municipal poder tener cobertura en una ciudad donde no existe la cultura de la responsabilidad de los canes, cuando la mayoría son abandonados por diferentes circunstancias, ya sea porque no tienen tiempo para dedicarle al animal o no tienen la economía para sus vacunas, así como sus alimentos, entre otros más. Los mismos ciudadanos son quienes provocan tanto la población canina dentro de las colonias y ciudades, como el mal comportamiento de ellos porque algunos son entrenados para ser animales de guardia, caza o ataque estimulando la agresividad de los canes, cuando enla  Leyde Protección de Animales está contemplado como algo prohibido.

Existen muchas leyes que protegen a los animales pero todas se las pasan por el arco del triunfo tanto los ciudadanos como también las autoridades, porque también hay reglamentaciones y normativas para aquellos animales que sufren más como en los circos, ferias y zoológicos públicos o privados en donde no son respetados la amplitud requerida para permitirles libertad de movimiento. Si en el caso de un perro la ley marca que se requiere de un espacio de50 a100 metros cuadradosdependiendo de su raza y tamaño, ahora bien todos saben los espacios que tienen los animales de circos y zoológicos.

Mientras que los diputados del PRD, andan con sus mafufadas de implantación de microchip GPS, licencias para tener ciertas razas de perros en domicilios y un padrón de registro de ellos, lo correcto es hacer cumplir las leyes y reglamentos existentes como pelear un mayor presupuesto para aquellos departamentos municipales encargados de la protección de animales para que puedan instrumentar una correcta vigilancia pero sobre todo luchar para hacer cultura ciudadana sobre el buen cuidado de los animales, así como las responsabilidades legales que asumen los dueños ante sus mascotas y sobre todo hacia ataques a personas. La ley de tenencia de perros resulta ser puras pamplinadas para no ponerse a trabajar en iniciativas que no existen y podría aportar más para el bienestar de los ciudadanos.   (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org

Comentarios con Facebook