Policía alemana evita agresión neonazi contra refugiados

policia-alemania

Berlín, 22 ago (PL) La policía alemana evitó hoy una nueva escalada de violencia de grupos neonazis y derechistas contra los habitantes de una residencia de asilados en el barrio de Hellersdorf, en el este de esta capital.

Por su parte, varias decenas de antifascistas se reunieron en el lugar para mostrar su apoyo a los refugiados.

Hace varios días asociaciones neonazis y grupos populistas de la derecha se manifiestan con pancartas racistas en frente del edificio, un vieja escuela secundaria.

Aunque más de 300 policías acudieron al lugar para evitar un enfrentamiento violento entre los dos grupos, los sucesos tuvieron un saldo de varias personas heridas, incluido un miemrbo de las fuerzas de seguridad, así como 25 detenidos.

Tras los hechos, el fascista Partido Nacionaldemócrata de Alemania (NPD) y el grupúsculo antimusulmán Pro Deutschland se aprovecharon de la situación para buscar apoyo en la actual campaña electoral.

El lunes pasado alrededor de 200 personas -en su mayoría familias refugiadas de Afganistán y Siria – se mudaron a la vieja escuela en Hellersdorf.

El Consejo para Refugiados de Berlín, una alianza de organizaciones humanitarias, informó que por lo menos seis de ellos ya abandonaron el edificio por las amenazas neonazis.

Mientras, Wolfgang Bosbach, un diputado de la Unión Democristiana de la canciller Angela Merkel, exigió una reunión nacional de emergencia para debatir el tema de los asilados, propuesta rechazada por organizaciones de derechos humanos y el Partido de la Izquierda. “Necesitamos una nueva política para refugiados”, dijo la diputada socialista Katina Schubert.

La parlamentaria agregó que el gobierno de Merkel insiste en internar a los refugiados en residencias centrales dentro de los primeros tres meses, lo que reiteradamente provoca protestas de la población local, por lo cual expertos demandan su alojamiento descentralizado.

A la par, el presidente de la organización de derechos de los refugiados Pro Asyl, Guenter Burkhardt, también rechazó la idea de una cumbre nacional.

“No debemos dar espacio a populistas, sino tenemos que luchar por una política que ayude a los asilados”, dijo Burkhardt, quien además pidió no “alimentar una supuesta situación de crisis”.

La mayoría de los alemanes dan la bienvenida a refugiados, agregó, los asilados tienen muchos amigos en Alemania”.

Comentarios con Facebook