Tensión en Egipto ante posible liberación de expresidente Mubarak

bandera egipto

El Cairo 22 ago (PL) La población egipcia se mantiene hoy tensa y expectante ante la posibilidad de liberación del expresidente Hosni Mubarak, encarcelado en 2011 por crímenes masivos y actualmente parte de un proceso judicial que tiende a favorecerlo.

Medios de prensa aludieron en los últimos días a una división de la sociedad respecto a que el cuestionado exjefe de Estado sea excarcelado por decisión de los jueces, que lo han ido exonerando de cargos de corrupción y de otros delitos.

La predisposición popular responde a la tendencia a liberar a Mubarak que muestran las últimas audiencias, insertadas en una etapa de manifestaciones por la restitución del presidente Mohamed Morsi, removido del cargo el 3 de julio pasado.

Mubarak, de 85 años, 30 en el poder y preso en una cárcel de esta capital, fue sentenciado a cadena perpetua el año pasado por contribuir a una masacre de manifestantes, pero un tribunal aceptó su apelación y volvió a realizar el juicio.

Medios oficiales adelantaron que, de ser liberado, el exgobernante estaría en condiciones de arresto domiciliario para no provocar a sus opositores y familiares de las víctimas de la represión contra las revueltas en su contra.

El exjefe de Estado puede ser albergado en instalaciones castrenses o en un hospital militar para ser custodiado bajo estrictas medidas de seguridad, según una declaración de la Oficina del Primer Ministro.

Intensas jornadas de protesta son reprimidas en estos días por militares del régimen a partir del desalojo el 14 de agosto pasado de dos acampadas en esta capital contra la destitución de Mursi, electo en los comicios de junio de 2012.

El futuro de Mubarak está excluido, según observadores de posibilidades políticas, pero causa rechazo su protagonismo en las protestas que estremecieron el país bajo el nombre de Primavera Árabe.

La posible excarcelación y exoneración de cargos por parte de los tribunales que juzgan al exmandatario se insertan en un complejo escenario de manifestaciones islamistas contra la destitución de Morsi.

Las protestas por la restitución en el poder del hombre que sustituyó a Mubarak en el primer proceso eleccionario democrático en mucho tiempo estremecen al país y acumulan ya más de 900 muertos, de ellos 100 militares entre policías y soldados.

Detenciones de líderes y militantes de la Hermandad Musulmana, ilegalizada durante el gobierno de Mubarak y luego instituida en el partido electoral que llevó a Morsi al poder, elevan las tensiones en este país, al parecer distante de una paz inmediata.

Comentarios con Facebook