LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Continúa paro nacional agrario y popular en Colombia

paro-1

Bogotá, 23 ago (PL) El paro nacional indefinido en Colombia entra en su quinto día con decenas de heridos, casi 100 detenidos y bloqueos en 30 vías mientras los manifestantes siguen a la espera de poder instalar una mesa de negociación con el Gobierno.

Un primer intento de diálogo transcurrió la víspera sin éxito en el central departamento de Boyacá, entre los más afectados, donde los ministros del Interior y de Agricultura, representantes del gremio papero, alcaldes de 20 municipios y el gobernador Juan Carlos Granados no llegaron a ningún acuerdo.

Los campesinos subrayan que no están dispuestos a desbloquear las vías sin antes lograr acercamientos que permitan solucionar sus problemas por los Tratados de Libre Comercio que están acabando con el campo.

El Ministro Consejero para el Diálogo Social, Luis Eduardo Garzón, afirmó que el Gobierno no le ha restado importancia al paro agrícola y que muestra de ellos es que se han abierto caminos para el diálogo pero manteniendo firme su decisión de no permitir los bloqueos.

La fuerza pública ha agredido constantemente las protestas, incluso a algunos que no bloquean vías, según denuncias de los propios manifestantes. Con el paso de los días miles de colombianos han ido sumandose al paro para rechazar las políticas económicas neoliberales impulsadas por el Gobierno de Juan Manuel Santos.

En Bogotá las protestas se han sentido con mayor presencia en las Universidades Pedagógica, Distrital y Nacional, cuyos enfrentamientos dejaron la víspera casi 50 heridos. En la Nacional se suspendieron hoy las clases.

Un nuevo comunicado de la Mesa de Interlocución y Acuerdo Nacional (MIA) afirmó que, contrario a lo que plantea el presidente en los medios masivos, el paro ha sido un éxito rotundo. Cerca de 200 mil personas se han movilizado en todo el país contra las políticas antipopulares del Gobierno, señala el texto.

Los voceros de la protesta precisaron que continuarán con las gestiones en busca de interlocutores del alto Gobierno con el ánimo de concretar la instalación de la Mesa Nacional.

“Mantenemos firme nuestra decisión de permanecer y acrecentar las acciones de movilización y protesta pacífica, hasta tanto se dé un dialogo con el gobierno que permita llegar a acuerdos frente a los puntos planteados en el pliego”, sostuvieron.

La MIA envió una carta al Jefe de Estado colombiano en la que expresan su inconformidad por las políticas “que favorecen a los concentradores de la riqueza y a los enemigos de la justicia social y la paz”.

Es evidente que nuestro país vive un momento histórico en el que los caminos de paz aparecen ante nuestra vista con mayor nitidez, enfatiza la misiva. Sin embargo, solo el diálogo honesto, horizontal y constructivo, hará posible la materialización de tales caminos.

“Los millones de colombianos afectados por décadas de exclusión, despojo, violencia y toda suerte de injusticias, deben ser por fin, escuchados y atendidas sus reclamaciones y propuestas, ser reconocidos como legítimos interlocutores por el gobierno”, remarca el texto.

Diversos sectores políticos han expresado su apoyo total al paro. En varios mensajes publicados en la red social Twitter el representante a la Cámara por el Polo Democrático Alternativo Iván Cepeda expresó que “el Gobierno aplica frente al multitudinario paro una política del avestruz”.

Por el contrario, se requiere una Mesa Nacional de Diálogo Social, manifestó.

Comentarios con Facebook