Día del Café en Perú, en medio de plaga, crisis y protesta

Lima, 23 ago (PL) Los peruanos conmemoran hoy su Día del Café en medio de una crisis económica y social que afecta a la producción del grano y de una plaga que ha motivado protestas en vías de superación mediante el diálogo.

El ministro de Agricultra, Milton von Hesse, encabezó un acto conmemorativo de la fecha, junto a dirigentes de la Junta Nacional de productores de café y de la Cámara empresarial del sector, en la que resaltaron auspiciosas declaraciones en la perspectiva de superar la crisis.

Al mismo tiempo, el viceministro de Agricultura, Juan Reineck; y el jefe de la Oficina gubernamental de Diálogo, Vladimiro Huaroc, visitan junto a dirigentes cafetaleros, la región central de Junín, y dialogan con grupos de labriegos que mantienen bloqueado un tramo de la carretera.

Funcionarios y dirigentes tienen la misión de explicar a los bloqueadores los alcances y beneficios del acuerdo de distensión firmado anoche por el ministro y los líderes agrícolas, para atender los reclamos de apoyo ante la crisis.

Los bloqueadores dijeron que cumplen la medida a la espera de mayor información y como expresión de duelo por el deceso, por un infarto cardíaco, del dirigente Francisco Cantoral, fallecido anoche cuando participaba en el cierre vial.

Von Hesse destacó en la conmemoración del Día del Café que el estatal Agrobanco se hará cargo de la cartera de deudas de los cultivadores, que estos podrán pagar hasta en ocho años, con tres de gracia e intereses bajos.

El gobierno se comprometió a aportar recursos de contingencia para atender los efectos de la plaga de la roya del cafeto, que han dañado 55 mil de las 425 mil hectáreas dedicadas a ese cultivo, según el gerente de la Junta Nacional del Café, Lorenzo Castillo.

Castillo estimó que la rehabilitación de las plantaciones requerirá unos 600 millones de nuevos soles (214 millones de dólares).

Von Hesse indicó que la plaga se debió a una combinación de las alteraciones de las condiciones normales de temperatura y humedad que han activado el hongo de la roya amarilla, por efecto del cambio climático, como ocurre en diversos países latinoamericanos productores del grano aromático.

Señaló que la plaga ha agudizado las complicaciones del sector este año, pues se sumó a la reducción de los precios por la crisis económica internacional y a una caída de la productividad por estar parte de los cafetos en el final de su vida útil.

Consideró que la fase de mitigación de los daños de la roya llevará aproximadamente dos meses, tras lo cual se procederá a la renovación de los plantones, todo con apoyo técnico estatal y externo.

El Ministro señaló que, en perspectiva, los caficultores deben pasar a una producción especializada de café orgánico, aprovechando las ventajas determinadas por las condiciones naturales peculiares del cultivo en Perú y con plenas posibilidades de inserción en el mercado mundial.

Castillo, por su parte, estimó que este año terminará con exportaciones por 650 millones de dólares, por la crisis y el año próximo continuarán las dificultades, aunque en 2015 podrá recuperarse el nivel exitoso de 2011.

Ese año el café pasó a ser el primer producto agrícola de exportación, con ventas por mil 500 millones de dólares que en 2012 cayeron a mil 30 millones de dólares. Para Castillo, 2016 será un año de despegue, en el que se recogerá los frutos de las medidas de recuperación en marcha.

Comentarios con Facebook