Fraude en el fútbol, mala nota esta semana en El Salvador

El Salvador v Haiti - 2013 CONCACAF Gold Cup

San Salvador, 24 ago (PL) Las investigaciones sobre presuntos arreglos de jugadores de la selección nacional de fútbol para vender partidos a apostadores internacionales puso una marca de dolor a El Salvador esta semana.

Aunque los informes sobre el asunto vienen desde hace meses, el lunes la Federación Salvadoreña de la disciplina anunció la suspensión temporal de 22 futbolistas y la madrugada del martes la policía allanó las casas de 11 de ellos.

Lo que podría ser un caso más de crónica roja, es mucho más, en un país que se paraliza con pasión cada vez que juega la que llaman con amor “la Selecta” o “la azul y blanco”, por los colores de la bandera.

Aunque siguen como trasfondo, muchos temas inquietantes han caído a un segundo plano, a la espera que pase la tormenta en el deporte pasión nacional.

Otros, más fríos en sus análisis, han aventurado la tesis de que se trata de una cortina de humo del mayor partido opositor, la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), como una forma de ganar tiempo.

En esencia, dicen esos analistas, que la gente mire hacia otro lado mientras Arena trata de arreglar sus crisis internas y la caída en las encuestas de su candidato presidencial, Norman Quijano.

Las personas comentan y se acercan al caso del fútbol desde diversos puntos de vista.

También está la crisis en la Corte Suprema de Justicia (CJS) que se ha agravado entre las salas de lo Constitucional y de lo Contencioso-Administrativo por la pretensión de la primera de impedir que la segunda considere una demanda en su contra.

Cuatro de los jueces de lo Constitucional analizan también una demanda que busca declarar ilegal la elección por el parlamento el año pasado del presidente de esa Sala y la CSJ, Salomón Padilla.

Algunos expertos consideran que los magistrados fallarán a favor del recurso y pronto, con lo cual se desataría una inédita coyuntura en el órgano de justicia de la nación.

Los periodistas aprovecharon la primera salida en público esta semana del presidente, Mauricio Funes, para consultarle su opinión sobre muchos temas, pero sobre todo sobre el caso del fútbol.

Lo que debemos pedir como salvadoreños es que se cumpla la ley y que caiga el peso de la ley sobre aquellos que han cometido algún delito, afirmó.

Lamentó que la investigación se ha centrado en los jugadores y no en quienes compraron su voluntad y facilitaron la relación de ellos con estos apostadores.

“A ellos también hay que investigarlos”, dijo.

Comentarios con Facebook