TRAICIÓN A LA PATRIA, REFORMA PRIVATIZADORA DE PRESIDENCIA: BENJAMÍN ROBLES

Como traición a la Patria, calificó el senador del PRD Benjamín Robles Montoya la reforma energética del Gobierno de la República y contraria el espíritu cardenista, al pretender regresar a los capitales extranjeros los recursos petroleros que con sacrificio el pueblo de México recuperó hace más de 75 años.

Este fin de semana el legislador oaxaqueño estuvo en Pinotepa Nacional y Puerto Escondido en donde tomó protesta a más comités municipales de información y defensa del petróleo de las regiones de las regiones de la Costa, la Mixteca y la Sierra Sur, con lo que suman más de 400 comités integrados en territorio oaxaqueño.

“Es mentira que el Gobierno de la República trate de recuperar el espíritu del presidente Lázaro Cárdenas con la expropiación petrolera, como lo publicita en los medios de comunicación, hay que recordarle a Peña Nieto que la nacionalización del petróleo el 18 de marzo de 1938, porque a lo mejor ni siquiera eso sabe, fue para devolverle a los mexicanos su patrimonio y soberanía energética, hasta ese momento en manos de empresas extranjeras; pero ahora el PRI-Gobierno pretende echar abajo ese gran esfuerzo conjunto que hicieron todos los mexicanos de aquella época y regresarle el petróleo al capital extranjero, eso no lo podemos permitir”, manifestó Robles Montoya.

Durante los encuentros amas de casa, estudiantes, obreros, indígenas, campesinos, niños y niñas, profesionistas, autoridades municipales, líderes sociales y representantes populares manifestaron su indignación por el agravio que comete el Gobierno de la República contra el acto de justicia social y patriotismo que realizó el general Lázaro Cárdenas con millones de ciudadanos para recuperar el petróleo mexicano.

Y recordaron las historias contadas por los padres de muchos de ellos, quienes aportaron algunos pesos, aretes, anillos, animales, lo que tuvieran de valor en ese momento para ayudar al presidente Cárdenas a recuperar el petróleo nacional y las rentas por su explotación, que hasta 1938 saquearon del país las grandes compañías petroleras extranjeras.

“No podemos permitir que desde el escritorio, con una mayoría de diputados federales y senadores, el PRI-Gobierno arrebate el pasado, presente y futuro de los mexicanos, ese por el que pelearon y se sacrificaron nuestros padres, abuelos y los padres de nuestros abuelos, para que México fuera libre y que su seguridad energética no dependiera del extranjero para bien de todo el pueblo”, puntualizó el senador representante de la izquierda mexicana.

Comentarios con Facebook