Veneno Puro

RAFA LORET
Por Rafael Loret de Mola

*No a las Baratijas
*Lástima de Compañía
*Mediocridad al Alza
Por Rafael Loret de Mola

Debemos definirnos en ausencia del ejercicio democrático para solicitar el consenso de la mayoría cuando está en juego, nada menos, el destino nacional, el de todos y cada uno de nosotros, liberales y conservadores, pobres y ricos, eclesiásticos y ateos; del conjunto que forma el cuerpo sagrado de la patria. Y, sí, estoy bastante más de acuerdo con la filosofía del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas –a quien reproché hace unos días su falta de diligencia ante la ingobernabilidad de Michoacán-, en torno a la iniciativa de reforma energética gracias a la cual, según asevera el presidente Peña Nieto, bajarán las tarifas de gas, luz y hasta las gasolinas y fertilizantes sin decir a cambio de una profunda postración posterior y el fin de la anunciada “abundancia” con la cual José López Portillo, en la década de los ochenta del siglo pasado, saludó los descubrimientos de reservas excepcionales de oro negro.
¿Dónde quedaron nuestras posibilidades de crecer al amparo de los recursos naturales del país? En manos de uno o algunos de los mayores corruptos de la historia reciente, acaso de quien elaboró el proyecto, Ernesto Zedillo, dejando para “la administración posterior” la aplicación del mismo; pero la siguiente, con el marihuanero Vicente Fox a la cabeza optó por dejar pasar y perder el tiempo, y su sucesor, el usurpador calderón –minúsculas-, optó por ser rehén de sus propios miedos rodeándose de militares y gendarmes antes de construir un verdadero legado.
(Insisto: lo peor de todo ello, tras doce años de depauperación colectiva –se perdió el doce por ciento del ingreso de las familias mexicanas sólo en el régimen de felipe –minúsculas-, es la impunidad. El señor calderón, como si nada debiere, va y viene entre Harvard, su refugio convenido, y México sin que ninguna querella se hubiese levantado contra él a pesar de haber encabezado el “sexenio de la violencia” mismo que obliga a considerarlo un genocida mayor a echeverría –minúsculas también- y Díaz Ordaz –a quien no escribo minimizándolo porque si revisamos su propia crónica no puede juzgársele sólo por la imperdonable, salvaje e inútil matanza de Tlatelolco, de la que él fue también una víctima, política si se quiere, por su exacerbada soberbia-).
Estoy convencido de que Enrique Peña Nieto, enfermo y no sabemos con cuantas ramificaciones, tiene cierta prisa por ganar la historia, la suya personal. Y en este andar, los celos de algunos miembros de su gabinete comienzan a estorbarle, además de los habituales cantos de sirena de los incondicionales ahítos. Por eso, acaso, creyó que haciendo un comparativo con el general Lázaro Cárdenas habría de obtener un automático aval de las oposiciones, sobre todo la de izquierda, sin pensar siquiera en el retroceso marcado: la indiscutible posibilidad de que la paraestatal PEMEX se convierta en una mera competidora de firmas inglesas, estadounidenses y españolas. Un antiguo plan, repito, cuyo autor principal fue Luis Téllez Kuenzler quien acompañó a Zedillo, como secretario de Energía, en la fase final de su administración; y luego sería titular de Comunicaciones con calderón debiendo aceptar como subsecretaria a la antigua obsesión del mandatario por Purificación Carpynteiro Calderón cuyo rechazo incendió mas al alumno de la Libre de Derecho que llegaría a ser presidente; pero no fue así… y la seducción que permaneció en él se estrelló después con los muros del establishment. Ni ese capricho pudo lograr felipe con la banda tricolor sobre el pecho. ¿Cómo, entonces, suponer que iba a gobernar con los controles en la mano?
Peña Nieto está ya muy próximo a su primer informe. Tenía, tras la firma del “Pacto por México” el 2 de diciembre pasado, la secreta aspiración de volver al antiguo ceremonial con mucho de reverencia, esto es conquistando el aval necesario entre las bancadas disidentes –e incluso la voluntad de algunos priistas medio chantajistas-, para señalar que el retorno del PRI estaba consumado y habría de ahondarse con el paso de los meses por venir; pero no. La iniciativa de reforma energética paralizó presuntos acuerdos -¿de qué sirvió la burda negociación en Baja California para entregar el gobierno a Francisco “Kiko” de la Vega Delamadrid, cuyo candidatura, por el PAN, fue apoyada con dinero proveniente de la familia Hank… y el consentimiento de Peña y sus consejeros. Cuidado. Las traiciones siempre salen a relucir aunque estemos en una nación de tuertos y Zedillo, el gran simulador, merodee por estas tierras en donde jamás se ocupó de los pobres; al contrario, aplicó medidas que elevaron los niveles de miseria en su afán por reordenar, dijo, las finanzas nacionales –pero ya sin los superávits que permitieron a su antecesor, Salinas, gracias a las ventas de paraestatales con ofertas escandalosas, mantener el equilibrio económico-, y asegurar los intereses de los grandes consorcios, sobre todo aquellos que le brindan ahora refugio seguro en la capital estadounidense, además de la ONU, obviamente controlada por las mismas corporaciones.
Si me preguntan sobre quienes son los verdaderos “padrinos” de la actualidad, los que posibilitan el tránsito sin problemas de los cargamentos de drogas que cruzan la frontera con México y se adentran en la mayor potencia de todos los tiempos, deberé señalar a los mismos que protegen, estimulan y proyectan a los peores mandatarios, desde Zedillo hasta calderón, pasando por Fox naturalmente, vocero de los marihuaneros en potencia que ha alborotado a sus antiguos patrones cocacoleros. Fíjense: quien fue gerente de la Coca-Cola en la región del este del país, con sede en Tampico, optó por centrar el debate en la marihuana y no en la cocaína, uno de los elementos que conforman la célebre fórmula del jarabe convertido en refresco de una de las empresas de mayor proyección en el mundo. ¿Simples casualidades? Pues no, si insistimos en que el templo faraónico del ex mandatario fue construido, luego de obtener los terrenos a precio de ganga, sobre lo que fue el mayor laboratorio de refinación de coca en México. Obvio es que Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera le está infinitamente agradecido aunque Vicente insista en pretender quitarle su hegemonía en el manejo de la cannabis y hasta de la amapola, de donde se extrae el opio muy cotizados entre los chinos del norte de México, California y Nueva York. ¿A quiénes sirve, entonces, los ex mandatarios?
No entiendo la razón por la cual, Peña Nieto ampara a sus predecesores con actuaciones tan deficientes y totalmente burdas. De hecho, sólo en materia económica, perdimos doce años, los tiramos a la basura; dieciocho, más bien, si sumamos a la deplorable actuación del simulador Zedillo. Y, repito, Salinas se salva porque casi desmantela al Estado mexicano subastando paraestatales al mejor postor y posibilitando una suerte de vendimia con la que cubrió la ausencia de liquidez inicial de su gobierno para, después, entregar la administración en el mismo estado de quiebra: de allí el célebre error de “diciembre” de 1994, al final del año de la barbarie, que obligó al sorprendido sucesor, Zedillo, a tapar el agujero con el retiro de Jaime José Serra Puche, “jaijo” para los amigos, de la secretaría de Hacienda; duró únicamente veintinueve días en el cargo y se pasó una amarga noche de Año Nuevo en el alumbrar de 1995. Hasta hoy, debe una explicación… que no dará nunca envuelto en el miedo proverbial de quien se siente cómplice de los poderosos “intocables”. Perdón, es que ya no los hay según el señor Peña. Sólo son visiones espectrales.
Pues bien, es evidente que, como en el caso de Salinas, Peña tendrá disposiciones para abaratar la gasolina, el gas y la luz; pero, ¿y después? Sencillamente se repetirá la historia del “error” de diciembre con cargo a la siguiente administración cualquiera que sea su color. ¿Con esto gana terreno en la carrera sucesoria, el doctor Luis Videgaray Caso, titular de Hacienda? Pues no, si nos atenemos a los antecedentes: el doctor Pedro Aspe Armella, al final del salinato, quedó fuera, sin llegar a la meta, en cuanto fue necesario inclinarse por un político con pretensiones de arreglar las cosas hasta que arribó a Lomas Taurinas. El resto de la historia la conocen bien los amables lectores; y de ésta surgió, imparable, el señor Zedillo, mediocre a carta cabal pero no tanto como para no saber a quien entregarse.
Lo demás es consecuencia de lo anterior. De allí mi indisposición ante la reforma energética, a la que sólo se loe suprimieron algunas “comas”, ideada en 1997 y puesta en marcha hasta este 2013, dieciséis años más tarde. No son casualidades. Es consecuencia del miedo del panismo; ¿cómo se atreven, entonces, sus herederos, a hablar de que se quedó corta cuando durante doce años ni siquiera tocaron el punto y dejaron correr, lastimosamente, el tiempo? Por favor, los mexicanos no son tan ingenuos aunque algunos crean en la amnesia como carta triunfadora en sus manos sucias.
Mirador
Cárdenas, el de nuestros días, nacido en 1934, con lo que el año próximo cumplirá ochenta años –los que ya tiene su otrora “pareja” política, Porfirio Muñoz Ledo-, habla siempre de que en nuestro país no puede hablarse en “singular” de la izquierda porque son muchas las corrientes, incluso antagónicas; y es claro que es así si observamos la rispidez entre, por ejemplo, la dirigencia del PRD –la actual y quienes aspiran a formar parte de ella-, y el frenético Andrés Manuel López Obrador, quien se dice demócrata pero no sabe escuchar salvo a sí mismo y guerrea contra quien le contradiga. ¡Ah, qué pena!¡Perdimos ya a quien pudo surgir como un líder valioso para vencer las inercias… y todo por la prepotencia, los cantos de sirena y la egolatría inocultable! Igual, digo, a los presidentes a quienes cuestiona.
Insisto: estoy con Cárdenas en cuanto a repeler la reforma energética –otra vez cuentas de vidrios a cambio del oro negro-, pero no puedo coincidir con personajes como Manuel Bartlett, senador del Partido del Trabajo en curso de atrapar a la MORENA, y Pablo Salazar, el sátrapa chiapaneco capaz de convertirse hasta en agente inmobiliario de las reinas de la farándula de Televisa –como Adela Micha-, para así ganarse aprecio… y silencio. Conozco los hechos y tengo los documentos que lo prueban en mis manos. Hacer periodismo puede ser ingrato pero cubre los espacios vacíos que deja la desmemoria de muchos mexicanos.
Por las Alcobas
La mediocridad siempre está al asalto de quienes tratan de producir y combatir en el ojo del huracán. No me lo tomen a mal, pero durante años, la he contemplado cuando han tratado de imitar mis obras, mientras las descalifican, con pasquines infectos como aquel de la trepadora argentina, contratada ex professo, sobre Marta Sahagún.
Ahora, los mediocres han asaltado hasta el Palacio Nacional. No hace mucho pregunté al hoy diputado manlio Fabio Beltrones:
–¿Desde hace cuánto tiempo los mejores y más preparados jóvenes se han alejado de la clase política mexicana?
Manlio no pudo contenerse:
–¡Uh….! Desde hace ya mucho tiempo…
Y es que el sector privado los ha cooptado a cambio de que se conviertan en ministros mujeres sin méritos, como Claudia Ruiz Massieu Salinas, o enfermas de pasiones –“Con todo el Corazón”, explica su autobiografía-, como en el caso de Rosario Robles Berlanga. Pero, además, ¿cómo puede permitir el secretario de Gobernación, el hidalguense Miguel Ángel Osorio Chong, que su segundo, el ex aspirante a la alcaldía de Toluca que perdió penosamente, Luis Enrique Miranda Nava, sea el primero en llamar, todas las mañanas, al Primer Magistrado?
La mediocridad, como el mal, van ganando la batalla al bien y al talento perdido y desperdiciado.
– – – – – – – – – – – – – – – – –
WEB: rafael-loretdemola.mx
E-Mail: loretdemola.rafael@yahoo.com
SI SE TRATA DE NUESTROS RECURSOS, ESTO ES LO QUE FORMA EL PATRIMONIO HISTÓRICO DEL PAÍS, LO PRIMERO DEBIÓ HABER SIDO, INSISTO, CONSULTAR A LOS DUEÑOS DEL MISMO, ESTO ES A TODOS LOS MEXICANOS. NINGUNA JUSTIFICACIÓN PUEDE OBRAR EN CONTRA DE LA SOBERANÍA POPULAR. ¿QUIÉNES SON LOS “DEMÓCRATAS” QUE DICEN GOBERNARNOS?¿QUIÉNES LOS “PATRIOTAS” QUE PARA SACAR LA CARA DEBEN COOPTAR A LOS DESECHOS SÓLIDOS DEL SISTEMA? POR UN LADO U OTRO… ESTAMOS AYUNOS DE REPRESENTATIVIDAD.

Comentarios con Facebook