Consejo de Seguridad británico respalda tomar acciones en Siria

Londres, 28 ago (PL) El Consejo de Seguridad Nacional británico (NSC) apoyó hoy por unanimidad tomar acciones con respecto a Siria, mientras el canciller William Hague afirmó que su país tiene responsabilidades en ese asunto aunque Naciones Unidas rechace una intervención militar.

Tras finalizar un encuentro del NSC, el primer ministro David Cameron anunció que hubo acuerdo en cuanto a no quedarse parados frente al uso de armas químicas en el país levantino, responsabilidad que atribuyeron al gobierno de Bashar al Assad siguiendo las acusaciones lanzadas por grupos opositores armados.

Al respecto, el mandatario sirio presentó indicios de que es la oposición la que utiliza ese tipo de armamento, lo cual se confirma en un informe realizado por especialistas rusos.

Afirmó, además, que las imputaciones contra su Ejecutivo están dirigidas a tender una cortina de humo sobre el evidente avance del Ejército Árabe Sirio contra las bandas mercenarias financiadas desde el exterior.

No obstante, el NSC insistió hoy en promover acciones contra el gobierno de Al Assad, según reportes de prensa, para lo cual elaboró una serie de recomendaciones dirigidas a los ministros antes de que se produzca mañana un debate parlamentario sobre el asunto.

Por su parte, el canciller William Hague consideró hoy que la situación en Siria requiere una respuesta incluso si el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas no aprueba la intervención militar.

“Aunque no haya acuerdo en la ONU, todavía tenemos una responsabilidad, nosotros y otras naciones todavía tenemos responsabilidad”, declaró a la prensa.

Mientras, en un discurso pronunciado en La Haya, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, reclamó una oportunidad a la paz y a la diplomacia y demandó el cese de los enfrentamientos y el inicio de un diálogo hacia una solución de la crisis.

El dirigente pidió tiempo para que el equipo de expertos enviado por el organismo mundial para investigar sobre el uso de armas químicas en el país árabe pueda realizar su trabajo.

Horas antes, el enviado especial de la ONU para el conflicto sirio, Lajdar Brahimi, alertó que cualquier intervención militar sin la aprobación de la ONU sería una violación de la legislación internacional.

“El derecho internacional es claro en cuanto a esto y dice que una acción militar debe ser emprendida después de una decisión del Consejo de Seguridad”, manifestó.

Comentarios con Facebook