Miedo al escándalo

En toda familia, cuando se tienen hijos pequeños es muy importante educarlos y guiarlos, pero sobre todo poner reglas en el techo en donde se vive. La lógica es lo que te hace pensar que en todo hogar existe un reglamento para poder mantener un orden, sin este sería todo un caos dentro de las casas.

 

Los niños harían de la suya todo un chiquero, las camas sin tender, recortes de papeles por todos lados, sin horario para dormir o despertarse, berrinches por todos lados, hasta el grado de que los padres prefirieran abandonar la casa para dejarlos ahí que hagan lo que quieran demostrando la victoria de los menores sobre los adultos y la falta de responsabilidad de los padres por dejarlos solos para no saber de ellos, no teniendo que lidiar con ellos.

 

Aunque éste escenario se vea inverisímil que tan lejos está de la realidad si lo magnificamos con lo que está sucediendo con los maestros vándalos que tienen secuestrado al DF, causando destrozos a comerciantes y hoteles, agrediendo a personas, golpeando a representantes de los medios de comunicación, bloqueando lugares estratégicos pero sobre todo trastocando sitios haciendo tambalear la seguridad nacional como el aeropuerto internacional, las embajadas de Estados Unidos, Francia y España no permitiendo el acceso para hacer notar su inconformidad sobre la reforma de educación.

 

Las mismas autoridades les ha permitido hacer cualquier tipo de vandalismo sin ser castigados conforme a derecho, y no solo eso sino también han jugado con los dos primeros poderes como marioneta en donde este grupo que se hacen llamar maestros manipulan a su antojo tanto a los tres poderes, Ejecutivo, Legislativo y Judicial haciéndolos parecer como vil marionetas ante los ojos de todos los mexicanos y resto del mundo.

 

Las autoridades de la capital de la nación están tratando a éstos maestros pandilleros como niños cumpliéndoles todos sus caprichos de berrinches sin justificación alguna como el frenar la aprobación dela Leyde Servicio Docente siendo el más importante para darle sentido a la reforma educativa, es más, ni siquiera se tomó en cuenta cuando estaba dentro de los puntos de acuerdo en la asamblea simplemente se lo saltaron. Los han dejado hacer cualquier rompiendo el estado de derecho del resto de los ciudadanos sin la intervención de ninguna autoridad siendo privilegiados para el desorden público cosa contraria para cualquier ciudadano normal cuando comete una infracción por exceso de velocidad o por manejar en estado de ebriedad.

 

A estos niños malcriados promotores del desorden están dejando un claro mensaje al resto de la población. Cualquiera puede hacer lo mismo para manipular cualquier reforma que sea para el bienestar del país, y siempre bajo el argumento de que no fueron consultados. ¿Acaso a los contribuyentes se les dio esa oportunidad de consulta ciudadana cuando impusieron la doble tributación con el IETU? Este grupo minoritario de “maestros”, el gobierno le está otorgando ese poder como ejemplo para el resto y está dando resultados.

 

Por lo pronto, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano ya está haciendo un llamado para hacer una movilización para frenar la reforma energética y el Partido dela Revolución Democráticamarcha atrás a los cambios Hacendarios. Y no será de extrañar que este tipo de manipulaciones en donde grupos minoritarios los dejan apoderarse secuestrando a la ciudad con impunidad sea un ejemplo para que en otras entidades empiecen hacer lo mismo ya que si en donde están los tres poderes de gobierno no hacen nada, viéndose vulnerables pero todo disfrazado bajo el concepto de diálogo y tolerancia qué es lo que podrían esperar en el resto del país. Los malos ejemplos son los más fáciles de imitar.

 

En ningún país desarrollado del mundo en donde existe la democracia se ha visto lo que en México, ingobernabilidad total, impunidad al desorden público, pero sobre todo la toma de los recintos de gobierno, es decir, cómo es posible que la asamblea legislativa se lleve a cabo fuera de su espacio de trabajo y el Primer Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, será en el Campo Militar “Marte”, del DF, prácticamente en un búnker.

 

En países demócratas desarrollados primero está el orden y aquellas manifestaciones como las que existen en nuestro país no llegan tan lejos porque son reprimidas o los repelan con grupos especializados de granaderos, lanzándoles agua a presión, con granadas de humo o cuando la cosa se pone muy fea con balas de goma y a macanazos. En las noticias vemos lo que hacen en aquellos países como en Estados Unidos y en Europa, sin temor a ser criticados a manchar la imagen pública o mucho menos a observadores internacionales.

 

Admiramos y respetamos mucho a esos países de primer mundo pero muy poco hacemos por imitarlos para llegar a como están ellos, por temor a que nuestras autoridades sean motivo de escándalo a la imagen pública prefiriendo que terceros paguen las consecuencias y el estancamiento al desarrollo de México.

Comentarios con Facebook