LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Repercute en Honduras repatriación de víctimas de accidente en México

Cuatro guatemaltecos heridos en descarrilamiento de tren en México

Tegucigalpa, 28 ago (PL) Gran repercusión dieron los medios locales a la repatriación de los seis hondureños muertos el domingo último en el descarrilamiento en México de un tren conocido como La Bestia que transportaba unos 250 migrantes a Estados Unidos.

Los hondureños fallecidos fueron identificados como José Manuel Guerrero Sabillón, Darling Ariel Valle Banegas, Rufino Aguilar Ferrera, Gerardo Antonio Sandoval, Félix Ponce Aguirre y Rubén Gómez Aguilar.

Los cadáveres arribaron la víspera a una base militar de San Pedro Sula, 240 kilómetros al norte de esta capital, en un avión de la Policía Federal mexicana y fueron recibidos por familiares de las víctimas y funcionarios del Gobierno.

Los sitios digitales destacan declaraciones de la vicecanciller Diana Valladares, quien explicó que los seis cadáveres fueron entregados en ataúdes sellados y que el gobierno donará unos 800 dólares a cada familia para gastos mortuorios.

También recuerdan los riesgos que corren unos 80 mil hondureños que anualmente viajan ilegalmente a Estados Unidos huyendo de la violencia, falta de empleo y pobreza, situación agudizada desde el golpe de estado del 2009.

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas, el ingreso per cápita de los hondureños es de unos 135 dólares anuales y apenas trabajan formal e informalmente tres de los cerca de ocho millones de habitantes.

En declaraciones al sitio digital latribuna.hn, el alcalde de San Juan, Intibucá, Hugo Francisco Reyes, dijo que en su comunidad de donde son dos de los muertos, abandonan el lugar en busca del sueño americano unos cinco jóvenes por semana.

Lamentó que no existan políticas de empleo a nivel de gobierno que puedan atraer la inversión, debido a la inseguridad, lo que hace que los jóvenes de 18 a 24 años emigren para mejorar sus vidas y ayudar a sus pobres familias.

En tanto elheraldo.hn describe la desesperación de algunos familiares de las víctimas, entre ellos el de una madre que relata entre lágrimas: “Mi hijo me dijo que me iba a mandar dinero en diciembre para que hiciera los tamalitos”.

Un poco más de un millón de hondureños residen legal e ilegalmente en Estados Unidos y envían más de dos mil 500 millones de dólares anuales en remesas familiares, según datos de la Cancillería y el Banco Central de Honduras.

De acuerdo con el Centro de Atención al Migrante, en lo que va de 2013 han sido deportados de Estados Unidos por vía aérea un total de 24 mil 630 ilegales hondureños, lo que hace un promedio de cuatro por cada hora.

Comentarios con Facebook