Clara Jusidman, Abelardo Ávila y Alejandro Encinas disertan sobre Cruzada Nacional contra el Hambre en el Distrito Federal

alejandro-encinas-2
El estado debe combatir la desigualdad : Alejandro Encinas

En la segunda mesa del foro “la cruzada nacional contra el hambre en el ámbito del desarrollo Social del Distrito Federal”, el investigador  del Instituto Nacional de Nutrición Abelardo Ávila  expuso cifras derivadas de su actividad científica en la que detalló problemas de salud de que se derivan de una mala alimentación, como la desnutrición, la diabetes, hipertensión, dolencias que se agravan al tener una ingesta inadecuada.

De las personas que han desarrollado enfermedades metabólicas un gran porcentaje no atiende su padecimiento adecuadamente, con lo que se reduce drásticamente la esperanza de vida, precisó el panelista.

En opinión del médico  los gobiernos deben partir de la realización de un censo de talla y peso de la población para hacer un buen diagnóstico del problema, sostuvo además que una persona que pasa de la desnutrición a la obesidad tiene graves riesgos en su salud.

El Dr. Abelardo Ávila señaló que debe existir un acceso efectivo a una adecuada alimentación, un acceso real y tangible, finalizo su participación diciendo que la cruzada debería transformarse en un programa que incorpore los recursos federales a un programa integral que se convierta en una política pública.

En su participación, la Doctora Clara Jusidman manifestó que la Cruzada contra el Hambre se planteó como una estrategia para abatir los índices de pobreza extrema, sin embargo, el combate va mucho más allá que los programas relacionados con el hambre.

La académica señaló que lo que intentan es alinear 70 programas y canalizar sus recursos, no obstante, la Doctora Jusidman sostuvo que no todos los programas tienen en sus objetivos combatir la pobreza y el hambre, por lo que cuestionó que estos 70 programas no logran mejorar las condiciones de vida y responder q la problemática de la pobreza.

En términos coloquiales la investigadora expresó que se jaló la cobija para cubrir a unos, y se descobijó a otros, pues la cobija no creció, y hay comunidades que dejarán de beneficiarse con algunos programas que fueron redireccionados territorialmente.

La Doctora Clara Jusidman hizo hincapié en cambiar los criterios para definir el salario mínimo, pues si no hay un cambio de fondo cualquier programa será paliativo y no permitirá una subsistencia digna.

Una acción contundente en el Distrito Federal sería atacar el hambre en la población infantil y juvenil pues los padres se ausentan para trabajar y los niños y jóvenes se encuentran en situación de hambre.

El senador Alejandro Encinas también participó como invitado a esta mesa de análisis en la que expuso que el tema es de gran importancia  pues en México hay hambre. Cuestiono la propuesta de la cruzada contra el hambre y no la puesta en marcha de políticas públicas.

Criticó que en la propuesta para el Distrito Federal se incluya a delegaciones en las que no necesariamente se ubican los mayores niveles de pobreza, pero si los mayores votos.

El senador Encinas Rodríguez afirmó que la operación de la cruzada contra el hambre no tiene reglas claras y la forma en la que la secretaria de desarrollo social la ha planteado es inadecuada, pues no resuelve los problemas de la vocalización de los programas, ya que los convierte en clientelares y no genera derechos para la población.

Comentarios con Facebook