Espionaje sobre Rusia es prioridad para Estados Unidos

putin y obama

Moscú, 30 ago (PL) La retribución adicional asignada a más de 700 agentes de inteligencia de Estados Unidos por hablar idioma ruso confirma la prioridad que Washington confiere al espionaje contra la Federación eurasiática, destacan hoy aquí medios de prensa.

Por saber ruso 736 espías reciben premios conferidos por los servicios especiales estadounidenses, precisan algunos de los documentos publicados por el exempleado de la Agencia Nacional de Seguridad Edward Snowden, resaltó el Canal de noticias Rusia 24.

El medio televisivo reportó la inclusión de esos textos en la edición de este viernes del periódico The Washington Post con referencia a los recursos asignados a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el Buró Federal de Investigaciones (FBI).

Las fuentes añaden que el aparato de espionaje de la Casa Blanca incluye como objetivos prioritarios a Rusia, China, Cuba e Israel a pesar de ser su principal aliado en el Medio Oriente.

De los informes sacados a la luz pública por Snowden se deduce que los idiomas más explotados por los espías al servicio de Washington son español, francés, chino, árabe, ruso, alemán, coreano, farsi y portugués.

Sin aclarar el monto exacto de los premios, se informó que más de 10 mil elementos reclutados reciben bonificación por sus conocimientos lingüísticos, y entre ellos resaltan dos mil 723 que dominan el español y los 736 capaces de comunicarse en ruso.

Recientemente, la detención en Moscú del tercer secretario de la embajada de Estados Unidos en Rusia, Ryan Christopher Fogle, en realidad al servicio de la Agencia Central de Inteligencia, tomó matiz de escándalo.

El Servicio Federal de Seguridad (FSB por sus siglas en ruso) confirmó la detención del falso diplomático en la noche del 13 al 14 de mayo cuando intentaba reclutar a uno de sus agentes.

A Fogle, con fachada de funcionario de la sección política de la legación, le fueron ocupados dispositivos técnicos especiales, instrucciones para el agente al cual intentaba reclutar, una gruesa suma de dinero en efectivo y una peluca para cambiar de aspecto.

Una vez capturado “in fraganti”, el empleado de la CIA fue conducido a las oficinas del FSB, donde se dejó constancia escrita y gráfica del delito cometido, y tras varios trámites fue entregado a representantes de la embajada, en honor a la inmunidad diplomática.

Los captores informaron que el espía ofreció a su contacto un millón de dólares a cambio de cooperación a largo plazo, y bonos adicionales por otras informaciones útiles, según rezaba en una nota de modelo A-4 requisada durante la detención.

En los últimos tiempos, el aparato estadounidense de espionaje ha intentado reclutar agentes dentro de los cuerpos de seguridad rusos, casos registrados y controlados por el FSB, según se informó.

Como resultado de este grave incidente, la cancillería rusa citó al embajador de Estados Unidos, Michael McFaul, y en una nota confirmó que Fogle fue declarado “persona non grata” por lo cual se exigió su más rápida repatriación.

Comentarios con Facebook