Occidente viola derecho internacional en Siria, afirma analista ruso

Leonid Savin

Moscú, 30 ago (PL) Los intentos de hacer prevalecer el derecho internacional en Siria serán infructuosos porque Estados Unidos y sus aliados suelen violar estas normas para alcanzar sus objetivos geopolíticos, aseguró hoy aquí el sociólogo ruso Leonid Savin.

El analista y miembro del Movimiento Internacional Eurasiático elogió los esfuerzos de Moscú en busca de una solución negociada para el conflicto en el país árabe, pero se mostró escéptico.

Creo que los intentos de hacer prevalecer las normas del derecho internacional en este caso no tendrán éxito. La experiencia de Iráq mostró cómo Washington no tuvo en cuenta los acuerdos del Consejo de Seguridad de la ONU, recordó el politólogo.

Savin opina que de la misma manera actuarán en caso de que la Casa Blanca y sus aliados entiendan que les resulta conveniente la agresión contra Siria.

En Rusia, comentó, el Ministerio de Asuntos Exteriores, la Administración del Presidente y otras instituciones gubernamentales hablan de la necesidad de aplicar las normas del derecho internacional, no de respaldar por la fuerza a Damasco, añadió.

Agregó savin que el uso de las armas químicas como pretexto en Siria guarda cierta analogía con el libreto seguido con anterioridad en Iraq.

Estoy convencido de que los mercenarios dispararon las armas químicas, pero se acusó de eso al gobierno con un gran despliegue publicitario, en otro intento de justificar la intervención de Estados Unidos y sus aliados de la OTAN, sostuvo.

Tales argumentos se utilizaron también en el preámbulo de la intervención en Iraq, advirtió.

Savin opina que como en Siria los grupos terroristas y los mercenarios no lograron vencer a las fuerzas gubernamentales, se recurre nuevamente a un pretexto.

Es muy revelador que los opositores extremistas dispararon contra los inspectores de la ONU que investigan el supuesto empleo de las armas químicas, destacó el experto.

Afirma el investigador que el objetivo inmediato de una agresión de Occidente contra el país árabe es el control de los recursos energéticos mundiales, y a más largo plazo imponer su hegemonía a Rusia y China.

La meta final es la rendición incondicional de todos los países, incluso Rusia y China a los intereses de Estados Unidos y sus aliados europeos, dijo Savin a Prensa Latina.

Explicó que dentro de esa política se incluye la organización de los flujos energéticos hacia el Viejo Continente.

Después de la declaración de Bashar al-Assad sobre lo que denominó estrategia de los cuatro mares, comenzó el conflicto contra Siria, promovido por naciones vecinas interesadas en llevar sus oleoductos y gasoductos hacia Europa a través de este territorio, recordó.

Pero existe otro plan más global dirigido a la unificación del espacio mundial, y es lo que denominamos globalización agresiva, impuesta a capa y espada por integrantes de la OTAN, acotó el estudioso.

Savin considera que para lograr tales objetivos, Washington y sus aliados no ponen miras en escrúpulos y son capaces de fabricar cualquier pretexto.

Comentarios con Facebook