Ventas minoristas en España acumulan 37 meses de retroceso

Madrid, 30 ago (PL) Las ventas minoristas en España cayeron en julio dos por ciento respecto a igual mes de 2012 y acumulan 37 meses consecutivos a la baja, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Eliminados los efectos estacionales y de calendario, la facturación del comercio al por menor bajó 3,8 por ciento en el séptimo mes del año, frente al descenso de 4,9 por ciento experimentado en junio.

En tasa mensual (julio sobre junio), las ventas del comercio minorista, corregida la estacionalidad y el efecto de calendario, disminuyeron 0,1 por ciento, frente a la caída de 0,6 por ciento que registraron en el sexto mes del actual ejercicio.

El empleo en el sector declinó 1,7 por ciento en julio, con retrocesos en todos los modos de distribución, salvo en las grandes cadenas, que mantuvieron sin cambios su ocupación respecto al mismo período de 2012.

Los mayores descensos se los anotaron las pequeñas cadenas y las grandes superficies, donde el empleo se contrajo cinco y 4,4 por ciento, respectivamente, agregó la oficina estadística española.

Asociaciones de defensa del consumidor expresaron preocupación por el desplome de las ventas del comercio minorista, al considerar que refleja la difícil situación de muchos colectivos, que han reducido, incluso, la compra de alimentos.

La disminución de un sector básico como es la alimentación pone de manifiesto que las familias no sólo se están apretando el cinturón en menaje del hogar y otros productos de compra, sino también en lo más esencial, la comida, alertaron.

Inmersa en un esfuerzo de ajuste económico sin precedentes, España cayó en recesión a finales de 2011 y registra un índice de desempleo récord del 26 por ciento de la población económicamente activa, casi seis millones de parados.

El Producto Interno Bruto (PIB) permaneció en números rojos en el segundo trimestre de 2013 con una contracción de 0,1 por ciento, una mejora de tres décimas respecto a la desaceleración registrada entre enero y marzo, anunció la víspera el INE.

En el conjunto del año, el gobierno conservador de Mariano Rajoy, artífice de un draconiano plan de austeridad para reducir el déficit público, prevé un declive de 1,3 por ciento del PIB y una tasa de desempleo de 27,1 por ciento.

La Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional son más pesimistas: la primera augura un desplome de 1,5 por ciento y el organismo multilateral de 1,6 por ciento.

Comentarios con Facebook