MegalópolisVolver a Megalópolis

ALEJANDRO FERNÁNDEZ RAMÍREZ EXIGE A LA CNDH OCUPARSE DE PROBLEMAS GRAVES Y NO POLITIZAR LAS PROTESTAS MAGISTERIALES

Imagen 524
GDF y la Cuauhtémoc no son gobiernos represores; Plascensia Villanueva se apresuró a emitir juicios, afirma

“La Comisión Nacional de los Derechos Humanos y su presidente Raúl Plascensia Villanueva deberían  ocuparse de problemas graves que azotan a  la población como  marginación,  pobreza y violencia, en lugar de politizar el conflicto magisterial”, afirmó Alejandro Fernández Ramírez, jefe delegacional en Cuauhtémoc.

“Los gobiernos del Distrito Federal no somos represores, asumimos una actitud sensata frente al conflicto magisterial”, dijo Fernández Ramírez.

En entrevista en la explanada delegacional, al finalizar la entrega de despensas a familias de escasos recursos, el titular en Cuauhtémoc rechazó que las autoridades del GDF y de la jurisdicción a su cargo omitan su responsabilidad ante los bloqueos de los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación”.

En todo caso, indicó Fernández Ramírez, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y su presidente Raúl Plascencia Villanueva, “emitieron juicios sin sustento y recogieron quejas de oídas de los ciudadanos afectados por las marchas, ‘plantones’ y bloqueos, sin contar que existe una investigación judicial”.

Estimó que a la CNDH nunca se la da gusto, “si se actúa con cordura, respetando el derecho a la libre manifestación, critican a las autoridades del GDF, si se retira con la fuerza pública a los  inconformes y se les impide que hagan bloqueos en avenidas primarias, entonces no respetamos el derecho de los maestros”.

El delegado aseguró que dentro de la sensatez con que se actúa, se velará por los intereses de los habitantes  de la ciudad de México y, en su caso, de la delegación Cuauhtémoc, así como de sus visitantes, y se garantizará la seguridad de los recintos legislativos que se asientan en la demarcación y la integridad de la ciudadanía.

Sobre el comunicado del ombudsman nacional, Raúl
Plascencia Villanueva, que informó que investigará la inacción de las autoridades locales y que destacó que el

Código del Distrito Federal establece como delitos los bloqueos y la alteración de la paz pública, Fernández Ramírez rechazó las acusaciones.

El delegado consideró que es muy fácil criticar y hablar de omisiones cuando no se actúa, la posición de la CNDH es muy cómoda, sólo criticar, que aclare con exactitud dónde terminan los derechos de los manifestantes y dónde comienzan los de los ciudadanos sin que se violente a ninguna de las partes.

Comentarios con Facebook