Congreso EE.UU. analizará tema Siria segunda semana de septiembre

bandera EUA

Washington, 31 ago (PL) Líderes republicanos en el Congreso de Estados Unidos aclararon hoy que hasta después del 9 de septiembre no analizarán el tema Siria, país que fue amenazado nuevamente por el presidente Barack Obama.

Los representantes John Boehner, Eric Cantor y Kevin McCarthy recordaron en un comunicado público que, de acuerdo con la Constitución, la responsabilidad de una declaración de guerra corresponde a la rama legislativa.

En conferencia de prensa desde el Rose Garden de la Casa Blanca, el presidente Barack Obama subrayó este sábado estar listo para dar la orden de ataque al Pentágono, pero no lo hará sin la autorización del Congreso, que está en receso hasta el día 9.

Puedo ordenar un ataque sin la aprobación del Capitolio, pero el país será más fuerte si hay debate, dijo Obama, quizás tras recordar que en una encuesta reciente de NBC News el 80 por ciento de los entrevistados recomendó convocar al Capitolio.

Algunos analistas especulan además que el jefe de Estado demócrata pretende dejar la complicada decisión y la orden de fuego en manos del Partido Republicano, para que en caso de fiasco recoger provecho electoral durante 2014.

Desde 1973, Estados Unidos ha aplicado fuerza militar contra Granada en 1983, Irak en 1991, Haití en 1994 y Kosovo en 1999 y en ninguna de esas ocasiones los Presidentes -demócratas o republicanos- esperaron por algún permiso del Congreso.

La enmienda Resolución sobre Poderes en Tiempos de Guerra (War Powers Resolution), aprobada en la colina de Washington hace 40 años, admite que la Oficina Oval inicie una guerra y 60 días después explique sus razones a los parlamentarios.

Washington culpa a Damasco por el empleo de armas químicas el pasado día 21, pero el presidente Bashar al-Assad descalificó todas las imputaciones, las cuales consideró un montaje de Occidente y un insulto contra el raciocinio humano, dijo.

Según el The Washington Post y CBS News, Estados Unidos busca una fórmula intermedia para agredir al país árabe y al mismo tiempo no involucrarse aún más en el conflicto civil que sufre esa nación desde hace dos años.

El mandatario demócrata explicó que Washington “no contempla llevar tropas terrestres a Siria e introducirlas en una guerra ajena”.

Con respecto a la Convención de la ONU sobre Armas Químicas, Siria alega que también Israel posee un arsenal nuclear de destrucción masiva no declarado y a ningún país occidental parece preocuparle el caso.

Se prevé que los legisladores estadounidenses regresen a esta capital el 9 de septiembre, cuando concluye el receso de verano.

Hasta ahora solo los dirigentes demócratas en el Senado dijeron que podrían recortar sus vacaciones para debatir el asunto de un eventual ataque contra el país levantino.

Comentarios con Facebook