Pentágono con presupuesto en rojo para guerra contra Siria

Soldados-estadounidenses-prepa_54350659127_54028874188_960_639

Washington, 31 ago (PL) La escalada de amenazas de Estados Unidos contra Siria sorpremdió al Pentágono corto de dinero para financiar una guerra, y se prevé que el Departamento de Defensa solicite capitales adicionales al Congreso federal.

Para el próximo año fiscal la institución castrense esperaba un presupuesto de 527 mil millones de dólares, pero por nuevas regulaciones de autocontrol gubernamental en las finanzas se le entregará un fondo de 475 mil millones.

Debido al llamado embargo de capitales estatales, que comenzó hace seis meses, el departamento dejará de ingresar unos 52 mil millones de dólares y tendrá que paralizar el 12 por ciento de sus operaciones de mantenimiento y construcciones militares.

Solo el costo de los misiles Tomahawk -Estados Unidos planea colocar 250 de estos cohetes en el Mediterráneo con la mira hacia Damasco- aumentó desde 569 mil dólares en 1999 hasta un millón 450 mil dólares dólares por unidad en 2012.

Contrario a la situación de 2011, cuando Washington lideró una agresión contra Libia, el escenario no es propicio hoy y no existen fondos suficientes para respaldar un ataque masivo contra el país árabe, dijo el ayudante del Congreso experto en temas financieros Calvin Broadus.

Acorde con el especialista, por ejemplo asistir a las bandas armadas que el gobierno sirio califica de terroristas costaría al Pentágono 500 millones de dólares anuales.

Un golpe aéreo prolongado contra la nación levantina exigiría más de mil millones de dólares, y el eventual mantenimiento de una zona de restricción aérea representaría un gasto agregado de 900 millones cada mes.

Más de 960 millones de dólares costarían la activación y movilización de fuerzas especiales norteamericanas con el propósito de localizar y destruir los supuestos silos con armas químicas del ejército sirio.

Washington culpa al gobierno de Damasco por el empleo de armas químicas, pero el presidente Bashar al-Assad ha descalificado esas imputaciones, las cuales considera una falacia de Occidente y un insulto contra el sentido común, dijo.

El presidente Barack Obama aclaró que aún no ha tomado una decisión final acerca de una intervención militar en el territorio del Medio Oriente. Fuentes de prensa especulan que la Casa Blanca espera nuevos pronunciamientos de la ONU o de sus aliados en Europa.

De todas maneras el Pentágono informó que mantendrá una flotilla de cinco destructores, un portaavión y un buque anfibio con dos mil infantes de marina cerca de las costas mediterráneas de Siria.

Comentarios con Facebook