MegalópolisVolver a Megalópolis

ANOMALÍAS Y APATÍA DEL IEDF EN LAS ELECIONES VECINALES

Foto3

Acarreo de ambulantes, reparto de despensas y pago  por sufragio fue el signo de las elecciones vecinales este domingo bajo el nulo control de electores por parte del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), además de que la apatía y el abstencionismo fueron el común denominador durante la jornada cívica para renovar a los Comités Vecinales en la capital del país.

De este modo, en el Distrito Federal se celebraron las elecciones más largas que hayan existido en el país, mismas que hoy llegaron a su fin sin una participación relevante de votantes. Los comicios vecinales duraron una semana, del 24 al 29 del agosto mediante urnas electrónicas y hoy con urnas tradicionales instaladas en las mil 753 colonias y 40 pueblos originarios de las 16 demarcaciones del DF, lo que marca un récord de duración.

La asociación Vecinos de la Ciudad AC., hizo notar que no obstante la gran cantidad de anomalías detectadas y denunciadas en los diferentes comités, el Instituto Electoral del Distrito Federal nunca llamó a los representantes de cada una de las planilla para representar a los vecinos y tampoco hubo vigilancia por parte del órgano comicial, por lo que la confianza en los resultados  es casi nula.

De acuerdo con los informes recabados por Vecinos de la Ciudad AC., se han percatado que en la mayoría de las urnas el común denominador para las diferentes planillas contendientes era de 10 votos a lo mucho y en un caso sobresalía una que alcanzaba los 400, lo que presuntamente implicará que habrá protestas.

Los vecinos denunciaron concretamente que en la calle de Juan Hernández y Dávalos número 62, en la colonia Algarín, de una camioneta roja bajaron despensas que luego fueron repartidas en el vecindario, con el objeto de  inclinar al voto para una de las planillas, sin que el IEDF hiciera nada ante la denuncia correspondiente.

 

Asimismo, en la casilla ubicada en el Metro Salto del Agua, a unos pasos del mercado San Juan de Arcos de Belén, y en varios puntos de votación más instalados en las zonas tradicionales donde abunda el comercio en vía pública en la delegación Cuauhtémoc, algunas señoras -cuyos nombres se mantienen  bajo reserva a solicitud expresa de las denunciantes-  afirmaron que provenían del Estado de México y que fueron obligadas a acarrear a votantes sin importar su filiación, para que emitieran el sufragio por la Planilla Número 2 en Centro VIII.

Explicaron que los líderes de comerciantes en vía pública de  la zona centro de la capital, como en Salto del Agua, les exigieron que por cada metro que utilizan en la calle para la venta llevaran a cuatro votantes, de modo que si alguna persona, sin importar si vivía en el Estado de México o en otra delegación, ocupa cuatro metros para un puesto callejero, debía llevar a 16 votantes o ya no podría vender.

Dicho testimonio fue enviado al IEDF y hasta el momento sólo quedó en el señalamiento, nada pasó.

Otro caso repetitivo, expresaron los denunciantes, fue que cualquier persona podía votar electrónicamente en las casillas de ese tipo, pues ni siquiera les exigía la credencial del Instituto Federal Electoral (IFE).

Los mismos votantes comentaron que varios sufragaron con credenciales de otros estados y varias veces y hasta con otras identificaciones, sin que los encargados de las urnas verificaran la autenticidad.

De esta manera, en los próximos días se visualiza una cascada de denuncias, quejas e inconformidades, ya que los vecinos responsabilizan al IEDF de un fracaso y un desorden durante esta jornada democrática vecinal

Comentarios con Facebook