Líder republicano advierte sobre peligros de ataque a Siria

Official Portrait

Washington, 1 sep (PL) El senador republicano Rand Paul alertó hoy al presidente Barack Obama en pos de evitar una intervención militar en Siria, que -advirtió- podría acarrear consecuencias desastrosas para Estados Unidos.

Además Paul aplaudió la decisión de Obama de consultar al Congreso antes de ordenar un ataque de cualquier tipo contra la nación árabe, cuyo gobierno Washington responsabiliza por un alegado empleo de armamento químico.

El legislador de Kentucky consideró que no existen suficientes evidencias concretas que culpen al presidente Bashar al Assad por el despliegue de armas con gases letales el pasado 21 de agosto, en un barrio de Damasco.

La situación en Siria es demasiado compleja y opaca para que esté garantizado el éxito de una misión del Pentágono. Tampoco sabemos si los opositores armados de Assad serán amigos nuestros en el futuro, subrayó el político republicano.

Las declaraciones del senador en el programa Meet The Press, de NBC News, sorprendieron a televidentes porque se trata de un miembro del grupo de derecha Tea Party, afín a los llamados halcones conservadores proclives a la guerra.

Al secretario de Estado, John Kerry, le decimos lo siguiente: ¿Cómo podemos pedir a un soldado estadounidense que sea el primero en morir por culpa de un error?, comentó Paul, en referencia a la poca fiabilidad de las pruebas contra Siria.

Según el congresista de 50 años, la mejor opción serían maniobras diplomáticas de la Casa Blanca en conjunción con China y Rusia para buscar un acercamiento pasivo hacia el conflicto interno que afecta a Siria desde hace dos años.

Antes, el senador Paul comentó en Fox News que en realidad las que tenían más incentivos y beneficios políticos internacionales para detonar artefactos bélicos prohibidos por las Naciones Unidas eran las bandas armadas calificadas de terroristas.

Acorde con un reportaje de Dale Gavlak, corresponsal de una agencia norteamericana de prensa, las armas químicas que explosionaron en Damasco estaban en manos de grupos sediciosos antigubernamentales y procedían de Arabia Saudita.

De todas maneras, el Pentágono informó que mantendrá una flotilla de cinco destructores, un portaavión y un buque anfibio con dos mil infantes de marina cerca de las costas mediterráneas de Siria, en espera de la votación en el Congreso federal.

Comentarios con Facebook