Legislador demócrata en EE.UU. critica aprestos bélicos contra Siria

Alan Grayson

Washington, 3 sep (PL) El representante demócrata por Florida, Alan Grayson, criticó hoy los aprestos bélicos del gobierno estadounidense contra Siria y subrayó que una agresión poco ayudará a arreglar la situación.

En declaraciones citadas por el diario en Internet Politico, el legislador calificó de estúpida una metáfora utilizada por el secretario de Estado, John Kerry, al comparar la situación en la nación árabe con Adolfo Hitler y Munich en 1938.

Estoy cansado de metáforas históricas estúpidas que no tienen nada que ver con esto. No creo que haya muchas personas con vida que recuerdan Munich en estos momentos y con razón, que no tiene nada que ver con esto, dijo Grayson.

Señaló que la situación en Siria es una guerra interna que no tiene nada que ver con estados Unidos o cualquiera de sus aliados.

“Ni un solo estadounidense ha sido atacado. Ni cualquiera de nuestros aliados ha sido atacado”, subrayó.

Grayson, en referencia a los planes de la Casa Blanca de lanzar ataques limitados contra Damasco dijo que es un plan caro y peligroso, que no va a lograr nada para mejorar la situación.

El ataque que se está contemplando no va a hacer ningún bien. No vamos a deshacernos del (presidente Bashar) al-Assad a través de este ataque, no lo vamos a desarmar a través de este ataque, no vamos a hacer nada significativo para evitar que siga haciendo exactamente lo que él pudo haber hecho antes.

Las declaraciones del parlamentario ocurren en momentos en que la Casa Blanca hace ingentes esfuerzos para justificar una agresión contra Siria, mientras el Vaticano solicitó “detenerse antes que sea demasiado tarde” en la crisis siria porque responder con violencia sería provocar una dramática espiral con desarrollos irreparables.

En contraposición, el presidente Barack Obama dijo este martes que confía en que el Congreso votará a favor de la acción militar en Siria y que Washington tenía un plan más amplio para ayudar a las bandas armadas para derrocar al gobierno.

La estrategia estadounidense persigue degradar las capacidades de Assad para favorecer a los grupos irregulares apoyados por Occidente, los cuales están en crisis tras la ofensiva gubernamental, según admitió Obama.

Comentarios con Facebook