Nyad conquistó un sueño de más de 35 años

Diana Nyad

La Habana, 3 sep (PL) La próxima vez que nos veamos será para celebrar, expresó la nadadora estadounidense Diana Nyad a la prensa antes de lanzarse al mar, al noroeste de esta capital, el sábado en la mañana.

Después de nadar durante 52 horas, 54 minutos, 18 segundos y seis centésimas, y arribar a Cayo Hueso, Estados Unidos, Nyad logró un sueño que persiguió durante más de 35 años.

Esta mujer emprendedora, de 64 años, se convirtió en la primera persona que cruzó el traicionero estrecho de la Florida, sin la ayuda de una jaula para protegerla contra los tiburones, la cual a la vez sirve de rompeolas.

“Tengo tres mensajes: 1) nunca debes darte por vencido, 2) nunca eres demasiado viejo para perseguir tus sueños y 3) nunca es un deporte solitario; es un equipo”, escribió Nyad en Twitter al terminar su hazaña.

La veterana nadadora consiguió este récord histórico en su quinto intento por nadar los 165.7 kilómetros que separan a Cuba de los cayos de la Florida, sin aletas para ayudarse, sólo con sus ganas y la meta siempre fija en su mente.

En 1978 inició su primera travesía, pero la abandonó tras casi 42 horas en el agua a causa de un mal tiempo.

Luego repitió en 2011 y las últimas dos veces con diferencia de solo unas semanas fueron el año pasado, afectada por las picaduras de medusas.

Este es mi sueño, mi inspiración, destacó Nyad durante una conferencia de prensa ofrecida este viernes en el Club Náutico Internacional Hemingway de La Habana. También destacó que desde hace mucho tiempo le atraía la idea de unir ambas orillas con el nado.

Miraba los mapas y pensaba que sí era posible, resaltó Nyad a la prensa.

Al llegar a la playa Smathers, Cayo Hueso, a la 13:51, hora local, parecía una zombie, con la cara quemada por el sol, los labios hinchados y la boca lastimada por el dispositivo que usó para protegerse de las medusas venenosas.

En ese momento la oficial de records, entrenadora y buena amiga suya, Bonnie Stoll, la abrazó y le dijo: “Lo hiciste”.

Creo que es un poco loca, pero hay que estarlo para lograr esto, señaló su amiga Lois Ann Porter, una de las tres personas que supervisaron la nutrición de Nyad durante el trayecto.

Nyad vistió un traje de protección contra medusas y también tenía disponible una máscara especial para prevenir que estos invertebrados le piquen la lengua; un factor que la detuvo en su intento fallido en agosto de 2012.

“Si hay algo que realmente es importante para ti, ve y busca lo que tienes dentro y encuentras el camino, nunca es demasiado tarde para perseguir tu sueño”, escribió Nyad en su sitio web.

Según la nadadora, las estrellas se alinearon a su favor: “Esta vez tuve suerte”, afirmó.

A lo largo de su exitosa carrera deportiva, Nyad se convirtió en la mejor nadadora de larga distancia del mundo, e impuso varias marcas, incluida la de siete horas y 57 minutos alrededor de la isla neoyorquina de Manhattan, cuando tenía 50 años.

En junio de este año la australiana Chloe McCardel también intentó unir a Cuba y Florida, pero tras 11 horas de nado tuvo que abandonar a causa de las picadas de medusas, y en 2012 la británica-australiana Penny Palfrey tampoco lo logró y abandonó la carrera debido a una fuerte corriente marina.

En 1997, la australiana Susie Maroney, de 22 años en ese momento, completó el trayecto, pero dentro de una jaula contra tiburones.

Miles de personas todo el mundo felicitaron a través de las redes sociales a Nyad, quien durante todo el trayecto iba cantando canciones de Neil Young y contando historias a sus acompañantes.

“Never give up on your dreams (Nunca renuncies a tus sueños)”, escribió en Twitter el presidente estadounidense, Barack Obama, tras conocer la hazaña.

Según medios de prensa, un documental sobre la travesía de Nyad, titulado “The Other Shore” (La otra orilla) se estrenará el 26 de septiembre y podrá verse en el sitio de internet www.theothershoremovie.com.

Comentarios con Facebook