Obama quiere voto rápido del Congreso de EE.UU. para atacar a Siria

Washington, 3 sep (PL) El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió hoy al Congreso un voto rápido para ejecutar la acción militar contra Siria que, según dijo, será limitada y sin incluir la invasión terrestre.

Desde el sábado en que el mandatario anunció su decisión de un ataque contra la nación árabe, se ha dedicado a hacer un fuerte lobby encaminado a ganar apoyo a su propuesta.

Obama, quien se reunió este martes con líderes demócratas y republicanos del Capitolio, afirmó que “no es Irak ni Afganistán”, en su intento por justificar la acción armada contra el país levantino, al cual la Casa Blanca acusa sin pruebas de usar armas químicas contra la población civil.

Creo que todo el mundo reconoce la urgencia y que vamos a tener que movernos con relativa rapidez, subrayó el gobernante ante los congresistas entre los cuales estaban el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, republicano por Ohio; y la líder de la minoría Nancy Pelosi (demócrata por California).

Aunque analistas, activistas antibelicistas y veteranos de guerra han expresado que Siria no representa un peligro para Estados Unidos, Obama reiteró que constituye “una amenaza directa a la seguridad nacional”.

Mientras tanto, Washington prosigue su despliegue de fuerzas navales. El portaaviones de propulsión nuclear USS Nimitz y otros cuatro buques de guerra se movieron hacia el mar Rojo como medida de “prudente planeación” si son llamados a entrar en acción contra Siria.

Además, se conoció que no existen cambios respecto a los seis navíos que navegan por el mar Mediterráneo enfilando hacia las costas sirias.

Una reciente encuesta reveló que casi el 80 por ciento de los ciudadanos considera que Estados Unidos no debe tomar represalias, incluso la mayoría estima que aunque llegara a probarse el presunto uso de armas químicas en esa nación de Medio Oriente (algo que niega de forma enfática Damasco), Estados Unidos no debe intervenir.

El presidente ruso, Vladimir Putin, consideró ayer que insistir en que el Gobierno sirio ha empleado gases venenosos en su actual situación es una completa tontería.

Por su parte, Obama podría ordenar de forma unilateral su ataque, sin el mandato de la ONU y el apoyo de aliados clave como Reino Unido, cuyo plan presentado al Parlamento por el primero ministro David Cameron recibió el voto en contra de los legisladores.

De acuerdo con la página digital Wikileaks, la Casa Blanca tiene planes desde 2006 para derribar por la fuerza al presidente sirio Bashar Al-Assad.

Se espera que el Congreso, que reinicia sus sesiones el venidero 9 de septiembre tras las vacaciones de verano, realice un debate sobre el tema en breve.

Comentarios con Facebook